SMILE: guía breve

Cirugía ocular con láser mínimamente invasiva para corregir la visión

Si se está planteando la cirugía láser para corregir un error de refracción, como la miopía o el astigmatismo, SMILE puede ser una opción. Esto es lo que debe saber acerca de esta solución de alta precisión.

¿Qué es SMILE?

Cirugía mínimamente invasiva para corregir la visión.

La extracción lenticular mediante una pequeña incisión con SMILE es el tipo de cirugía ocular con láser de desarrollo más reciente. Se trata de un procedimiento mínimamente invasivo que puede corregir varios trastornos de la visión, como la miopía y el astigmatismo.

Es una opción muy demandada: más de 1300 clínicas y más de 2500 cirujanos en todo el mundo usan SMILE. Gracias a SMILE, se ha corregido la miopía o el astigmatismo de millones de pacientes en más de 80 países.

¿Cómo funciona SMILE?

SMILE funciona con un láser de femtosegundos para reconstruir la córnea. Este láser de femtosegundos es un láser con longitud de onda cercana al infrarrojo y pulsos extremadamente cortos que a menudo se usa también para crear un flap de LASIK. La elevada intensidad máxima del láser con una duración de pulso muy breve (unos pocos femtosegundos de tiempo) le permite crear orificios individuales con microprecisión (burbujas) que forman cortes o planos en el tejido corneal sin afectar al tejido circundante.

El láser tarda una media de 23 segundos en crear una pequeña porción de tejido corneal con forma de lente (llamado lentículo) dentro de la córnea. A continuación, el cirujano extrae el lentículo a través de una pequeña incisión en la parte exterior del ojo. Esto reconstruye la córnea y corrige el error de refracción.

El láser de femtosegundos produce (o crea) una fina capa justo debajo de la superficie del ojo y, al mismo tiempo, crea una pequeña abertura. Es un procedimiento prácticamente, sin ruido ni olores, durante el cual el paciente puede permanecer en la misma posición de principio a fin.

Ventajas

Los láseres de femtosegundos se han diseñado para atravesar las capas superiores de la córnea sin dañarlas para crear el lentículo solo en una subcapa específica dentro de la córnea, lo cual significa que:

  • Con una incisión inferior a 4 mm en la superficie del ojo, SMILE® permite realizar un procedimiento mínimamente invasivo.
  • No es necesario eliminar la capa superior de la córnea.
  • Los nervios corneales que estimulan las glándulas lagrimales se ven menos afectados y conservan la capacidad de mantener el ojo lubricado. Los efectos no deseados, como el síndrome del ojo seco, son poco frecuentes después de SMILE.
  • Contribuye al mantenimiento de la estabilidad corneal, ya que las capas superiores de la córnea prácticamente no se ven afectadas.

Preparación de la cirugía

Antes de la intervención quirúrgica y el día de la intervención quirúrgica

Antes de la intervención quirúrgica, el médico le indicará lo siguiente:
 
  • Deje de usar lentes de contacto duras durante al menos cuatro semanas y lentes blandas durante dos semanas antes de la intervención quirúrgica, ya que pueden interferir en las pruebas diagnósticas previas.
  • No use maquillaje, perfume ni loción el día antes ni el mismo día del procedimiento. Estos productos pueden dejar residuos alrededor del ojo y las pestañas, lo cual aumenta las posibilidades de infección.
  • Preocupese de que alguien pueda transportarle después de la intervención quirúrgica y posiblemente durante los días siguientes.

Pasos

Anestesia del ojo

Numbing the eye

Para reducir el dolor durante la intervención quirúrgica se administran unas gotas de anestesia que adormecen el ojo. Se hace uso de un dispositivo para mantener el párpado abierto y evitar que el ojo parpadee durante la intervención.

Creación del lentículo y la incisión

Creating the lenticule and the incision

Una vez anestesiado el ojo, se procede a su inmovilización para la cirugía. Esto se realiza con un cristal de contacto que se coloca suavemente sobre el ojo y se conecta al láser. Puede sentir una ligera presión durante este paso. Una vez inmovilizado el ojo, el láser crea un lentículo dentro del estroma (una subcapa interior de la córnea) y crea una incisión de acceso en la superficie corneal con menos de 4 mm de anchura.

Extracción del lentículo

Removing the lenticule

El cirujano extrae el lentículo a través de la pequeña incisión creada con el láser.

Corrección del error de refracción

Correcting the refractive error

La extracción de lentículo modifica la forma de la córnea, con lo que se logra la corrección refractiva deseada. La incisión es tan pequeña que se sellará sola con el tiempo.

Después de la cirugía

Recuperación con mínimas molestias
 
  1. Después de la intervención quirúrgica se recomienda no frotarse el ojo operado, descansar y no hacer esfuerzos. Puede que su médico le recomiende utilizar un parche para dormir durante una semana para evitar rascarse el ojo por accidente.
  2. Los médicos suelen llevar a cabo un reconocimiento al día siguiente de la intervención y un mes después.
  3. SMILE permite una intervención mínimamente invasiva, por lo que las molestias que se sienten durante el proceso de recuperación también son leves. Los pacientes normalmente podrán conducir, trabajar, llevar maquillaje y practicar deporte a los pocos días de haberse sometido a la intervención.

Posibles efectos no deseados

Ninguna intervención quirúrgica está exenta de riesgos y efectos no deseados. Su médico puede explicarle todos los riesgos potenciales y decidir si reúne las condiciones para la intervención.
 
Los posibles efectos no deseados pueden incluir:
 
  • Trastornos de la córnea, la retina y otras partes del ojo
  • Alteración visual
  • Deficiencia visual
  • Dolor ocular

También puede experimentar algunas limitaciones temporales, como un retraso en la recuperación visual.

Tenga en cuenta que también se puede producir una corrección por exceso o defecto tras cualquier cirugía ocular con láser. No todo el mundo logra un resultado de refracción óptimo tras la intervención quirúrgica. El grado de corrección visual puede variar en función de las condiciones individuales y es posible que el paciente conserve un error de refracción que le impida prescindir de las gafas o lentes de contacto después de la intervención.
 
No obstante, si la corrección es significativamente insuficiente, el médico puede recomendarle someterse a una nueva intervención. Para tratar la corrección excesiva se pueden prescribir colirios o lentes de contacto blandas.
 
Las demás posibles complicaciones y efectos no deseados tras la extracción del lentículo y los tipos alternativos de corrección visual por láser se explican en el apartado de riesgos potenciales.

Preguntas más frecuentes

¿Quién reúne las condiciones para SMILE?

SMILE se ha diseñado para corregir la miopía, el astigmatismo o una combinación de ambos, pero por el momento todavía no es una opción para corregir la hipermetropía.

El tipo y el grado del error refractivo y la curvatura y el grosor de la córnea también son determinantes.

Su profesión y sus aficiones son también factores determinantes. Si practica deportes de contacto intensos, es probable que su médico le recomiende una intervención con SMILE.

Como en el caso de otros métodos de corrección visual por láser, será necesario que se someta a un reconocimiento exhaustivo del ojo antes de que se pueda determinar si es usted un candidato adecuado.

Su médico le ayudará a elegir la opción que mejor se ajuste a sus necesidades.

PRK/LASEK tampoco requiere flap en la córnea. ¿En qué se diferencian estas soluciones con respecto a SMILE?

Los procedimientos de PRK/LASEK implican un mayor tiempo de recuperación y algunas molestias hasta lograr el resultado final de visión estabilizada. La estabilización de la agudeza visual también requiere más tiempo.

Después de SMILE, ¿cuánto tiempo tardaré en ver correctamente sin gafas ni lentes de contacto y en recuperar mi rutina habitual?

El proceso de recuperación es diferente para cada paciente. En la mayor parte de los casos, la agudeza visual suele ser buena uno o dos días después de la intervención quirúrgica y se estabiliza en el transcurso de una semana. La mayoría de los pacientes pueden conducir, trabajar y practicar deporte sin gafas ni lentes de contacto a los pocos días de haberse sometido a la intervención.

Mi oftalmólogo no conoce SMILE. ¿Acaso no es una solución popular?

SMILE es el último avance en corrección visual por láser y está disponible desde 2011. La técnica es conocida y cuenta con el reconocimiento de las asociaciones profesionales médicas relacionadas con las cirugías oculares refractivas por láser.

La popularidad de SMILE sigue creciendo y más de 1800 cirujanos ya han tratado con éxito más de 2,5 millones de ojos.

¿Es SMILE una aplicación de eficacia probada?

La tecnología con láser de femtosegundos está probada clínicamente y se usa para Femto-LASIK, además de para la cirugía de cataratas. SMILE es el último desarrollo con esta tecnología láser.

Se ha utilizado en estudios clínicos controlados desde 2007 y está disponible comercialmente desde 2011. Los primeros pacientes de SMILE se han monitorizado durante un periodo de más de diez años después de la intervención. Actualmente se usa en 70 países de todo el mundo.

Artículos Relacionados

LASIK: guía breve Cirugía ocular con láser para tratar la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo
El proceso de la cirugía ocular con láser Todo lo que debe saber antes de someterse a una cirugía ocular con láser
PRK/LASEK: guía breve Cirugía láser en la superficie del ojo
Riesgos potenciales y costes de la cirugía ocular con láser Descubra la comparativa entre los distintos tipos de cirugías oculares
Cirugía ocular con láser: encontrar el centro adecuado Cómo comparar los tipos de intervención y los centros en función de sus necesidades
¿SMILE, LASIK o PRK/LASEK? Comparación de las intervenciones Descubra la comparativa entre las cirugías oculares con láser
Preguntas frecuentes sobre la cirugía ocular con láser Obtenga respuestas para algunas de las preguntas más frecuentes sobre la cirugía ocular con láser