Teleféricos extremos Vehículos de 30 pasajeros capaces de soportar vientos de hasta 88,5 km/h

Con la máquina de medición de tipo puente ACCURA de Carl Zeiss, el líder del mercado mundial pretende mejorar la precisión de sus sistemas de teleférico e incorporar en su cultura corporativa la ambición de la compañía de suministrar un 100% de calidad.

Cómo Doppelmayr logra el éxito con las soluciones de ZEISS:
ZEISS ACCURA
ZEISS CALYPSO
Éxito:
  • Precisión de 4 a 5 veces superior
  • 100 % de calidad
  • Documentación clara de los resultados
  • Proceso de medición automatizada después de configurar el programa

Doppelmayr confía en la máquina de medición de tipo puente de Carl Zeiss

Telesillas para ocho personas, ráfagas fuertes de viento y a cientos de metros de altura suspendidos en el aire: Doppelmayr vive la experiencia del esquí extremo en su actividad empresarial diaria. Esto también ocurre con los componentes gigantescos construidos en Wolfurt, Austria. La pieza central de las poleas de transmisión de gran tamaño que guían el cable por las estaciones en la cima y en las faldas de la montaña pesa en torno a dos toneladas. Están rodeadas por cuatro segmentos en aspa.

En la fabricación de dichas piezas, una máxima precisión de hasta una centésima de un milímetro es vital. Una desviación de las dimensiones ideales no necesariamente representa un riesgo de seguridad; sin embargo, incluso un fallo fuera de los sistemas de seguridad en la construcción de un teleférico puede costar a los operadores millones en ingresos. La precisión en el centro de la polea significa una desviación de no más de 50 micrómetros de la forma ideal. Si se supera esta tolerancia, las placas de conexión de los elementos de aspa no se alinean perfectamente con la parte central.

Doppelmayr es especialista en teleféricos. Klaus Meyer, jefe de producción mecánica, en la sala de exposiciones de la empresa en Wolfurt, Austria.
Doppelmayr es especialista en teleféricos. Klaus Meyer, jefe de producción mecánica, en la sala de exposiciones de la empresa en Wolfurt, Austria.

Además, los cojinetes del centro deben colocarse con una concentricidad absoluta; de lo contrario, la fricción produce un desgaste excesivo en las piezas y un posible fallo del sistema. El control de calidad fiable, por tanto, siempre ha constituido una prioridad absoluta en Doppelmayr. La máquina de medición tipo puente ACCURA II de Carl Zeiss ha sido el elemento clave de este proceso desde agosto de 2011. Con dimensiones de 2.000 x 3.000 x 1.500 milímetros, es una de las máquinas tipo puente más grandes jamás vendidas en Austria por Carl Zeiss.

La precisión es lo que cuenta: las superficies mecanizadas de estas piezas no deben presentar una desviación superior a cinco micrómetros respecto al modelo ideal.
La precisión es lo que cuenta: las superficies mecanizadas de estas piezas no deben presentar una desviación superior a cinco micrómetros respecto al modelo ideal.

Solución: Una máquina de medición para el futuro

Zündel optó por Carl Zeiss gracias a la buena reputación de la compañía y a la cercanía de la filial austriaca que garantiza tiempos de reacción cortos en caso de que surja algún problema: "Estamos en contacto con nuestros clientes las 24 horas del reloj. Como cliente, exigimos el mismo servicio," añade Zündel. Además, era importante para Zündel que el equipo de medición incluyera software o sensores ópticos, en caso necesario.

“Cada vez son más importantes los requisitos especiales y la necesidad de documentar el control de calidad."

Karl-Heinz Zündel, director de las instalaciones de Doppelmayr en Wolfurt

Un rendimiento cuatro o cinco veces superior

Doppelmayr ya esta utilizando la ACCURA para medir el 100% de las piezas relacionadas con la seguridad. La máquina de medición escanea la parte central y la polea en un solo proceso completo de CNC. Compara la posición de todos los orificios con la geometría nominal, comprueba todas las dimensiones de las cuatro superficies mecanizadas y mide el orificio del cilindro torneado en el centro. El software CALYPSO genera automáticamente el registro de medición.

Beneficios adicionales: la labor necesaria para las mediciones se ha reducido drásticamente y la precisión es de cuatro a cinco veces superior. Además, el software de medición CALYPSO exporta una documentación claramente estructurada de los resultados con la pulsación de un botón.

"Una vez que se genera un programa de medición para una pieza de trabajo, la máquina hace todo automáticamente incluso aunque haya que medir 200 piezas," afirma un satisfecho Roland Schedler que trabaja en control de calidad en Doppelmayr.

Doppelmayer le da gran importancia a la fiabilidad en el control de calidad.
Doppelmayer le da gran importancia a la fiabilidad en el control de calidad.
En la producción y el control de calidad es fundamental obtener la máxima calidad, sea cual sea el tamaño de las piezas
En la producción y el control de calidad es fundamental obtener la máxima calidad, sea cual sea el tamaño de las piezas

100% de calidad

Pero, la precisión no es todo en Karl-Heinz Zündel: "Con esta máquina de medición especialmente precisa, también queremos impresionar a todo nuestro equipo que tiene que entregar un 100% de calidad en todo lo que hacemos."

La máquina de medición ya se está utilizando a pleno rendimiento, y la compañía está considerando adquirir un segundo sistema. Sin embargo, se necesita en primer lugar un laboratorio de medición de mayor tamaño.

Sobre Doppelmayr

El Grupo Doppelmayr, líder mundial del mercado de sistemas para teleféricos, tiene sus fábricas principales en Wolfurt, Austria, y Goldau, Suiza. Entre sus productos se incluyen sistemas de tres cables con capacidad para transportar hasta 30 pasajeros en suspensión por encima del valle. Los 2.200 empleados de la compañía generaron unos ingresos anuales de aproximadamente 618 millones de euros con su actividad empresarial en 2011.