¡Solo sus gafas pueden lograrlo!

Las lentes de contacto son una buena alternativa a las gafas, aunque algunos problemas visuales solo pueden solucionarse con el uso de gafas.

Los cristales graduados y las lentes de contacto cada vez resuelven más problemas visuales: miopía, hipermetropía o presbicia. Cada vez más precisos y personalizados, ambos métodos de corrección visual pueden corregir defectos visuales con mayor precisión y eficacia. Casi tan natural como no llevar gafas: para problemas de miopía, hipermetropía o presbicia (pérdida gradual de la capacidad de enfocar objetos cercanos con la edad). Que una persona decida llevar gafas o lentes de contacto suele ser cuestión de gusto o de costumbre. ¿Sabía que en la actualidad apenas existen algunos problemas visuales que solo se pueden corregir satisfactoriamente con un par de gafas?

Presbicia: lentes progresivas o lentes multifocales

Las lentes progresivas y las lentes de contacto multifocales son pequeñas maravillas ópticas porque ambas corrigen dos defectos visuales con una sola lente: la miopía y la hipermetropía.

Las lentes progresivas lo hacen gracias a su diseño. El ojo mira a través de distintas zona visuales y la visión se corrige en función de la zona utilizada. Cuanto más precisa es la personalización del rango visual, más natural es la visión del usuario.

Las lentes de contacto multifocales funcionan de manera totalmente distinta. Se colocan directamente sobre el ojo y se mueven con él. En líneas generales, podríamos decir que existen tres métodos para convertir unas lentes de contacto en lentillas multifocales con distintas graduaciones para ver de lejos y de cerca.

  1. El método monovisión es una solución antigua pero sencilla: una lentilla para ver de cerca en un ojo y una para ver de lejos en el otro. La costumbre y el cerebro hacen el resto. Es importante señalar que esta "monovisión" facilita la visión en 3D. Si existe una diferencia muy grande entre el ojo derecho y el izquierdo, esta opción no es posible. Por supuesto, a la hora de sacarse el permiso de conducir, es imprescindible contar con una corrección visual adecuada.
  2. Sistemas alternos: un paso adelante. Este método solo es posible con lentillas rígidas, que vuelven a estar de actualidad. La lente es más pesada en la parte inferior para evitar que oscile sobre la superficie del ojo. La graduación para ver de cerca se integra en la parte inferior. La graduación para ver de lejos ocupa la parte superior. Es importante que el ajuste sea preciso para que la lente se adapte totalmente a la superficie del ojo.
  3. El sistema simultáneo es el mejor de todos y ofrece máxima precisión óptica gracias a unas lentes que combinan graduaciones individuales para ver de cerca y de lejos en una sola lente. Se aplican distintos diseños. Las zonas visuales para ver de cerca y de lejos forman anillos circulares sobre la lente. Existen diseños en los que el rango visual para ver de lejos está en la zona media, mientras que la zona visual para ver de cerca está en la periferia. Estos son los diseños más comunes. Existen incluso lentes con un anillo para la zona intermedia de transición o con graduaciones que varían en cada anillo.
    Ambas graduaciones se perciben al mismo tiempo. Nuestro cerebro se acostumbra a ver la imagen "correcta" tanto de cerca como de lejos.

Es esencial que un profesional cualificado se encargue de realizar el ajuste personalizado de las lentillas tras una revisión exhaustiva. Las lentillas multifocales deben adaptarse con precisión al tamaño de la pupila.

No obstante, para las personas con presbicia, las gafas progresivas suelen ser la mejor opción. No todo el mundo logra adaptarse a las lentillas multifocales porque, en algunos casos, el cerebro no consigue "alternar" entre la visión de cerca y la visión de lejos con facilidad. Por lo general, los usuarios de lentillas se adaptan mejor a las lentillas multifocales. Las personas mayores o quienes tienen una diferencia visual considerable entre ambos ojos se sentirán mejor con las gafas. Si opta por unas lentillas multifocales, necesitará dedicarles más tiempo y paciencia que a las gafas, sobre todo al principio.

Y el diseño de los cristales para gafas progresivas son más flexibles y fáciles de usar. Algunas soluciones especiales que se utilizan para gafas solo funcionan parcialmente con las gafas progresivas, por ejemplo: los cristales para trabajar con el ordenador, los apoyos visuales para ver de cerca, como las lentes digitales, o las lentes especiales para conducir, como DriveSafe.

Prueba de agudeza visual en línea de ZEISS ¿Ve bien el contraste y los colores? Ponga su visión a prueba de forma rápida y sencilla aquí.

Mejor visión nocturna: más contraste y menos deslumbramientos

Muchas personas notan que las lentes de contacto no les ofrecen una visión nítida por la noche. Los cristales para gafas pueden adaptarse a la visión nocturna gracias a tecnologías como i.Scription. También puede mejorarse el contraste. Los deslumbramientos molestos durante el uso de las gafas pueden reducirse con protectores especiales o, en las gafas de sol, con filtros de polarización. 

¿Cuál es la solución óptima para la heteroforia asociada? ¡Gafas!

La heteroforia asociada afecta a muchas personas, aunque a menudo no se detecta ni se corrige. Es una alteración por la que los ejes visuales de los dos ojos no son paralelos. No suele percibirse a simple vista. La heteroforia asociada restringe la visión espacial y tanto los músculos oculares como el cerebro tienen que hacer un esfuerzo continuo para evitar la visión doble. Si no se diagnostica, puede resultar fatigosa para la persona afectada. Suele causar dolores de cabeza continuos y tensión muscular. Una solución es incorporar un prisma en los cristales de las gafas. El prisma facilita la interacción de los dos ojos. Una vez habituado a las gafas, el usuario puede disfrutar de una visión nítida y sin obstáculos. Las lentes de contacto no pueden corregir la heteroforia asociada porque se mueven con el ojo. El prisma del cristal debe estar centrado con precisión para que facilite el apoyo visual necesario cuando el usuario mira de frente.

Astigmatismo: ¿gafas o lentes de contacto?

Con astigmatismo, la visión se vuelve borrosa y los objetos se ven deformados. Ahí es donde entra en juego la graduación de las lentes correspondiente al cilindro. La lentes refractan la luz en diversas direcciones. Además de los datos necesarios para corregir la miopía o la hipermetropía, la prescripción indica la potencia y posición del cilindro en grados. Un tipo de lentes de contacto, las lentes tóricas, pueden hacer esta corrección. Si se requiere una corrección cilíndrica muy alta, las lentes de contacto pueden producir imágenes inestables, aunque es cierto que evitan el uso de gafas con cristales gruesos. No obstante, las gafas facilitan una visión más estable. En definitiva, el usuario es quien decide qué solución es la mejor.

Por ejemplo, para practicar deportes, las lentillas son la mejor opción porque reducen el riesgo de heridas y ofrecen menos limitaciones. ¿Ha visto alguna vez a un futbolista profesional jugar con gafas? En algunos casos, las lentillas son la opción preferible a pesar de que la corrección sea levemente más imprecisa. Lentes de contacto para el deporte - gafas para relajarse en casa.

Embarazo

¿Sabía que la curvatura de la córnea puede cambiar durante el embarazo? Las hormonas pueden provocar hinchazón en los ojos. Los cambios hormonales que ocurren durante el embarazo también pueden afectar a la producción lagrimal y causar sequedad en los ojos. Estos cambios hacen que el uso de lentillas sea bastante incómodo e incluso pueden llegar a dañar el ojo. Las mujeres embarazadas que llevan lentes de contacto y notan estos síntomas deberían acudir a un profesional de la visión. Llevar gafas puede ofrecer alivio en estos casos.

Un único par de gafas para el interior y el exterior

Tanto si llevamos gafas como lentes de contacto, todos necesitamos lentes solares para protegernos del sol. Las gafas de sol no solo protegen el iris, también protegen el resto del ojo, incluida la conjuntiva, de los daños y la inflamación que producen los rayos UV. Las gafas con cristales cromáticos podrían ser la solución si no quiere estar poniéndose y sacándose las gafas de sol constantemente. Unas moléculas especiales que se han aplicado a la lente reaccionan en función del nivel de luz solar.

Sea cual sea la solución visual que elija, es importante consultar con un profesional de la visión. Su óptico analizará exactamente qué necesitan sus ojos para realizar sus actividades cotidianas. De esta manera conseguirá la mejor solución para sus necesidades visuales, ya sean gafas o lentes de contacto.

Mi perfil visual Defina ahora sus hábitos visuales personales y encuentre su solución de lentes individualizada.
Encuentre un óptico ZEISS cerca de usted

Artículos relacionados

Reconocer alteraciones visuales Miopía, hipermetropía, astigmatismo, etc.: ¿qué tipo de problemas de visión son y cómo podemos corregirlos?

Entender la Visión 29-nov-2017

Etiquetas: Lentes Progresivas

La historia de las gafas Desde sus orígenes como "piedras de lectura" hasta convertirse en accesorios de estilo

Entender la Visión 22-nov-2017

Etiquetas: Lentes Progresivas

Lentes graduadas antiguas con una montura nueva: ¿es posible esta combinación? Si ya no le gusta su montura de gafas pero las lentes todavía le sirven, ¿cómo puede ayudarle su óptico en la búsqueda de un nuevo modelo?

Entender la Visión 16-oct-2017

Etiquetas: Lentes Progresivas

A lo mejor se está preguntando ¿necesito gafas? Para algunos de nosotros sucede a una edad temprana, mientras otros notan alrededor de los 45 años que algo ha cambiado. Cuando la vista empeora, la mejor solución para recuperar la agudeza visual son unas gafas individualizadas.

Entender la Visión 16-oct-2017

Etiquetas:

Productos relacionados