LASIK: guía breve

Cirugía ocular con láser para tratar la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo

La cirugía LASIK es un tipo de intervención eficaz para la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo. Si se está planteando la cirugía láser, esto es lo que debe saber sobre el procedimiento.

¿Qué es LASIK?

LASIK (queratomileusis in situ asistida por láser) trata los errores de refracción levantando la capa superior del ojo y reconstruyendo el tejido subyacente. Al igual que otras cirugías oculares con láser, LASIK trata los problemas de visión reconstruyendo la córnea para corregir la forma en que se orienta la luz en la parte trasera del ojo.

Desde su invención a principios de los 90, LASIK ha sido el tipo de intervención quirúrgica más popular para corregir la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo.

¿Cómo funciona LASIK?

Con LASIK, un cirujano corta un fragmento de tejido, creando esencialmente un flap en la parte frontal del ojo para exponer las capas interiores del tejido corneal a un láser de excímero. Los cirujanos usan un instrumento mecánico llamado microqueratomo o bien un láser de femtosegundos para crear el flap.

Al usar un láser de femtosegundos para crear el flap de LASIK, el procedimiento se describe como cirugía Femto-LASIK. Este tipo de láser tiene una longitud de onda cercana al infrarrojo y usa pulsos extremadamente cortos. Su elevada intensidad máxima con una duración de pulso muy breve (unos pocos femtosegundos de tiempo) le permite crear orificios o planos individuales con microprecisión en el tejido corneal sin afectar al tejido circundante.
Después de plegar hacia atrás el flap, un láser de excímero trata el error de refracción individual del ojo. El láser solo corta el tejido necesario sin afectar al tejido circundante.

Ventajas

  • Procedimiento estándar: LASIK ha sido la intervención estándar durante más de 20 años y muchos cirujanos tienen una amplia experiencia con este procedimiento.
  • Rápida recuperación: la visión normalmente se vuelve más nítida unas pocas horas después de la intervención quirúrgica y se estabiliza paulatinamente durante las siguientes semanas.
  • Elevada disponibilidad: LASIK es actualmente la forma más popular y extendida de cirugía ocular con láser. La mayoría de los centros que ofrecen corrección visual por láser cuentan con la tecnología disponible para este procedimiento.

Preparación de la cirugía

Antes de la intervención quirúrgica, el médico le indicará lo siguiente:
 
  • Deje de usar lentes de contacto duras durante al menos cuatro semanas y lentes blandas durante dos semanas antes de la intervención quirúrgica, ya que pueden interferir en las pruebas diagnósticas previas.
  • No use maquillaje, perfume ni loción el día antes ni el mismo día del procedimiento. Estos productos pueden dejar residuos alrededor del ojo y las pestañas, lo cual aumenta las posibilidades de infección.
  • Organice un transporte alternativo para después de la intervención quirúrgica si normalmente conduce usted mismo; puede que también lo necesite en los días siguientes.

Pasos

Anestesia del ojo

Numbing the eye

Para reducir el dolor durante la intervención quirúrgica se administran unas gotas de anestesia que adormecen el ojo. Se hace uso de un dispositivo para mantener el párpado abierto y evitar que el ojo parpadee durante la intervención.

Inmovilización del ojo y creación del flap

Immobilizing the eye and creating the flap

Una vez anestesiado el ojo, se procede a su inmovilización para la cirugía. Esto se realiza con un cristal de contacto o anillo de succión que se coloca cuidadosamente sobre el ojo. Es posible que sienta una ligera presión cuando esto ocurra. Tras la inmovilización del ojo, el médico cortará una fina capa de tejido de la parte superior del ojo con un dispositivo mecánico (microqueratomo) o un láser de femtosegundos.

Cambio al láser de excímero

Changing to the excimer laser

Después de crear el flap, se moverá al paciente al láser de excímero para el siguiente paso del procedimiento. El médico entonces abrirá la capa superior del ojo, que se pliega hacia atrás como si se abriera un libro.

Procedimiento para esculpir la córnea

Sculpting the cornea

El láser se usa para esculpir el tejido en la córnea y corregir así el error de refracción. Los láseres de excímero cuentan con un sistema de seguimiento del ojo para rastrear y compensar el movimiento del ojo durante la intervención quirúrgica. En función del láser pueden percibirse sonidos y olores.

Adhesión del flap

Adhering the flap

El cirujano devolverá el flap a su posición original. En el transcurso de unas horas, el flap se adhiere al tejido subyacente sin suturas.

Después de la cirugía

Después de la cirugía se recomienda:

  • No frotar el ojo operado, descansar y no hacer esfuerzos.
  • Llevar gafas de protección el día después de la intervención quirúrgica para evitar que el flap se mueva accidentalmente al frotar el ojo.
  • Llevar un parche para dormir durante una semana para evitar mover el flap.
  • Usar colirios durante unos días después de la intervención quirúrgica para evitar infecciones y aliviar la sequedad.
  • Evitar deportes de contacto intensos durante al menos dos semanas.

Posibles efectos no deseados

Ninguna intervención quirúrgica está completamente exenta de riesgos y efectos no deseados. Su oftalmólogo le podrá explicar todos los riesgos potenciales y decidirá si reúne las condiciones para el procedimiento.
 
Sin embargo, después de la intervención quirúrgica puede ocurrir lo siguiente:
Complicaciones relacionadas con el flap: aunque el flap normalmente se vuelve a adherir al ojo tras la intervención quirúrgica, no se sella completamente con el tejido corneal. Debido a que el flap reposa sobre el ojo, existe una remota posibilidad de que se desplace, sobre todo al practicar deportes de contacto u otras actividades. Las complicaciones con el flap después de la intervención quirúrgica pueden incluir infección, inflamación y desplazamiento del flap.
 
Síndrome del ojo seco: este síntoma se puede producir después de la cirugía de corrección visual por LASIK. Los nervios cortados durante la cirugía ocular con láser pueden reducir la frecuencia de parpadeo del paciente y/o proporcionar señales insuficientes a los conductos lagrimales. Parpadear con menor frecuencia hace que el fluido lagrimal del ojo se evapore más rápido de lo normal, lo que puede provocar que el ojo esté menos lubricado y más seco. Los ojos secos después de LASIK pueden provocar molestias y resultados visuales menos óptimos, pero normalmente mejoran o se resuelven con el tiempo.
 

Preguntas más frecuentes

¿Qué ventajas ofrece Femto-LASIK respecto al método LASIK clásico?

La diferencia entre Femto-LASIK y el método LASIK clásico es la forma en que se crea el flap en la córnea. En Femto-LASIK se usa un láser para cortar el flap. Con el método clásico, el cirujano abre la córnea manualmente con un microqueratomo (dispositivo mecánico).

El láser puede ser más preciso y predecible al cortar el flap que el método manual con un dispositivo mecánico. Sin embargo, los cirujanos oculares no tienen una opinión unánime sobre la superioridad clínica de ninguno de los dos métodos. La decisión se basa en las patologías previas del paciente y las preferencias del médico.

¿Qué posibilidades tengo de ver tan bien como cuando llevaba gafas o lentes de contacto después de la cirugía LASIK?

No todo el mundo logra una visión 20/20 tras someterse a la cirugía LASIK. Sin embargo, en una revisión global de LASIK desde 2009 se ha observado que más del 95 % de los pacientes de LASIK desde 1995 hasta 2003 se declaran satisfechos con el resultado de su intervención.

Las cirugías PRK/LASEK y SMILE no requieren un flap en la córnea. ¿Cómo difieren estas soluciones respecto a LASIK?

PRK/LASEK no se recomienda habitualmente para el tratamiento de miopía alta, mientras que SMILE no puede utilizarse para tratar la hipermetropía.

Es mejor comentar las opciones con un oftalmólogo y buscar la solución ideal para sus necesidades individuales.

¿Cuánto tiempo tardaré en recuperarme después de la cirugía LASIK y en retomar mi rutina normal?

El procedimiento suele durar unos 30 minutos y puede volver a sus actividades cotidianas en uno o dos días.

Los tiempos de recuperación difieren entre pacientes, pero el flap debería estar estable en el plazo de unos días. También puede que su visión fluctúe durante varios meses después de la intervención.

Los médicos suelen llevar a cabo un reconocimiento al día siguiente de la intervención y un mes después para comprobar su progreso.

Artículos Relacionados

El proceso de la cirugía ocular con láser Todo lo que debe saber antes de someterse a una cirugía ocular con láser
SMILE: guía breve Cirugía ocular con láser mínimamente invasiva para corregir la visión
PRK/LASEK: guía breve Cirugía láser en la superficie del ojo
Riesgos potenciales y costes de la cirugía ocular con láser Descubra la comparativa entre los distintos tipos de cirugías oculares
¿SMILE, LASIK o PRK/LASEK? Comparación de las intervenciones Descubra la comparativa entre las cirugías oculares con láser
Preguntas frecuentes sobre la cirugía ocular con láser Obtenga respuestas para algunas de las preguntas más frecuentes sobre la cirugía ocular con láser
Cirugía ocular con láser: encontrar el centro adecuado Cómo comparar los tipos de intervención y los centros en función de sus necesidades