Reliability and quality of measurement results increased Robert Bosch GmbH tests complex geometries directly in production, thereby achieving higher quality and reliability.

Un dispositivo de navegación marca el camino mientras que los asientos térmicos garantizan el confort: la electrónica en los coches ya ha dejado de ser puro lujo. Para reducir el consumo de combustible sin embargo, los generadores de potencia deben ser más eficientes. Esto se garantiza mediante los rotores de la fábrica de Robert Bosch GmbH en Stuttgart. La compañía ahora confía en la máquina de medición de coordenadas DuraMax de Carl Zeiss para garantizar el control de calidad óptimo en la producción.

Cómo Bosch logra el éxito con las soluciones de ZEISS:
ZEISS DuraMax
ZEISS VAST XXT
Éxito:
  • Mayor calidad y fiabilidad de los resultados de medición
  • Resultados de medición rápidos
  • Medición de objetos de difícil acceso
  • Eliminación prácticamente total de las influencias del operario

Control de calidad óptimo en la generación de energía gracias a la máquina de medición por coordenadas de ZEISS

El desafío: geometrías complejas

En otras palabras, un rotor es una pieza de metal con seis u ocho dientes de gancho que apuntan hacia arriba y un orificio en el centro. Es un componente fundamental en los alternadores, es decir en generadores, que suministran energía a prácticamente todos los vehículos motorizados. Lamentablemente, apenas si existe una superficie recta, casi nunca un diente simétrico, raramente un borde perpendicular. Un desafío para inspección de calidad: hasta 10 calibres diferentes fueron utilizados en el pasado. Las mediciones aleatorias precisaban de mucho tiempo y eran susceptibles a errores. El mayor problema surgió con la última generación de rotores desarrollados por Bosch, que proporcionaban hasta un 30% más de potencia: las piezas se fabricaban de tal forma que muchas de sus características no podían inspeccionarse con equipos de medición manuales.

La solución: tecnología de medición de coordenadas en la planta

Hoy en día, dos máquinas de medición DuraMax de Carl Zeiss Industrial Metrology (IMT) garantizan la máxima calidad. "Sin estas máquinas de medición de coordenadas, no hubiéramos podido medir el nuevo rotor," afirma Uwe Kasten de desarrollo de metodología para metrología de Bosch. "Cuando conocimos esta máquina de medición en la Feria Control de 2008, sabíamos que era exactamente lo que estábamos buscando." Una máquina resistente para el taller, lo suficientemente precisa para las tolerancias requeridas y económica. Tras comparar numerosas mediciones de prueba de diversos proveedores, Bosch invirtió en dos máquinas DuraMax en noviembre de 2008: una para la producción de rotores y otra para la fabricación de herramientas para la inspección inicial de las herramientas de perforación y mecanizado por formado.

"Sin estas máquinas de medición por coordenadas no habríamos sido capaces de medir la nueva pieza con forma de garra".

Uwe Kasten, departamento de desarrollo de la metodología de medición de Bosch

Beneficios: más calidad y fiabilidad

La producción todavía no ha cambiado completamente a una inspección en serie con la máquina de medición de coordenadas. No obstante, el potencial de la tecnología de medición de coordenadas del taller ya es evidente: los resultados de medición están disponibles en solo seis minutos, en vez de medio día. Con una modificación mínima, los empleados pueden inspeccionar con total fiabilidad los 37 tipos diferentes de rotores, incluso el más reciente. Además, la intervención del operador casi se ha eliminado y los empleados no necesitan el proceso de medición; es decir, tienen tiempo para otras tareas. Uwe Kasten está más que satisfecho. Ampliarían con gusto la asociación con Carl Zeiss en el futuro, p. ej. con un día del usuario para el software CALYPSO que se incluiría en todas las instalaciones de Robert Bosch GmbH.

Sobre Robert Bosch GmbH

La fábrica Robert Bosch GmbH en Stuttgart produce 16,5 millones de rotores al año. Han suministrado a todas las fábricas de generadores de Bosch de todo el mundo en cuyos alternadores están integrados. La fabricación de rotores ha sido responsabilidad de la fábrica de Stuttgart durante más de cuatro décadas. Las otras áreas de producción de alternadores se han establecido gradualmente en el extranjero: Inglaterra, España, Brasil,Sudáfrica e India. Solo los rotores se siguen fabricando en Stuttgart porque la tecnología de perforación tan sofisticada con la fabricación de herramientas asociada no se podría transferir a otras plantas.