La visión
en el mundo digital

El mundo ha cambiado: pasamos cada vez más tiempo con dispositivos digitales, como las tablets, los smartphones o los portátiles. Para la mayoría trabajar frente al ordenador se ha convertido en nuestra rutina diaria, lo que a menudo acarrea problemas como el síndrome visual informático, los ojos secos o el lagrimeo. Una cosa está clara: no es solo nuestro estilo de vida, sino que nuestras costumbres visuales tampoco son las mismas.

«Nada, me leo unos emails más y acabo...»

¿Te suena? «Voy a ver si encuentro en internet alguna receta rica y saludable para la cena de esta noche... Le echo un vistazo rápido a lo que han publicado mis amigos y listo... Venga, me hago un selfi y lo subo en un momento... Nada, sigo leyendo un poquito más, solo para enterarme de lo último en economía... Y en cuanto termine, ¡dejo el móvil!... No sin antes ver este vídeo buenísimo que me han pasado...»

La vida es cada vez más digital.

Utilizar el móvil, la tablet o el PC durante horas interminables lo hemos hecho todos. Los cifras no engañan: en 2016, casi la mitad de los habitantes del mundo (3,42 mil millones) tenían conexión a internet, e incluso aún más tenían un móvil o un smartphone de su propiedad (3,79 mil millones). Y por si esto fuera poco, unos dos mil millones de personas están en las redes sociales. Los brasileños lideran el ranking con sus 5,2 horas diarias online. En Arabia Saudí pasan 4,1 horas al día conectados. Estos son solo algunos puntos destacados del estudio "Digital in 2016" », realizado por la agencia londinense We Are Social. Lo cierto es que los dispositivos digitales están cambiando nuestro día a día, y también nuestros hábitos visuales.

 ©Digital Life in 2016, We Are Social
 ©Digital Life in 2016, We Are Social
 ©Digital Life in 2016, We Are Social
 ©Digital Life in 2016, We Are Social
 ©Digital Life in 2016, We Are Social
 ©Digital Life in 2016, We Are Social

Trabajar con un ordenador es lo normal. Hoy en día, más de la mitad de los usuarios de gafas se describe a sí mismo como un usuario «muy digital», tal como ha concluido un prestigioso instituto de investigación de mercado en un estudio encargado por ZEISS. El 57% de los encuestados, procedentes de cinco países diferentes, reconocen pasar más de cinco horas al día delante del ordenador o con sus smartphones, lectores de libros electrónicos o dispositivos GPS. Cerca de un tercio de los encuestados está con los ojos puestos en la pantalla más de siete horas al día.

Obviamente, es difícil para el cuerpo humano adaptarse a esta actividad tan antinatural (hasta hace poco). Al final, el desarrollo humano tuvo lugar en condiciones muy distintas. Los síntomas van desde los ojos secos o el lagrimeo hasta el dolor muscular o de cabeza. El 82% de los usuarios de gafas del mencionado estudio reconocieron ver mal cuando trabajan en el ordenador y utilizan dispositivos digitales. «Nuestros ojos no están hechos para el mundo digital. Por ejemplo: cuando usamos dispositivos digitales, estamos cambiando constantemente la distancia de lectura, lo que resulta muy estresante para los ojos», dice Rolf Herrmann, vicepresidente de Global Marketing en ZEISS.

«Nuestros ojos no están hechos para el mundo digital.»


- Rolf Herrmann,

vicepresidente de Global Marketing en ZEISS

Cada usuario de gafas es único.

Los ojos de cada persona son distintos, como nuestro estilo de vida digital. Hay quienes exprimen al máximo su vida digital: en internet se sienten como en casa y no se pierden nada. Para otros, los dispositivos digitales son una mera solución práctica para llevar a cabo las tareas necesarias, como las laborales.
Todos los grupos tienen algo en común: sus nuevos hábitos visuales en el mundo digital pueden afectar negativamente a su visión. El estilo de vida digital de estos usuarios plantea un desafío mayúsculo a sus ojos, y muchos de ellos piden a gritos una solución. Una opción son las lentes oftálmicas especiales y las gafas para ordenador.

Comodidad visual para todo el mundo.

Cada uno de nosotros tiene unas necesidades y hábitos concretos; por eso las soluciones para mejorar la visión deben ser personalizadas. De este modo, evitaremos la aparición prematura de problemas visuales. «Sabemos lo importante que es ver bien. Por eso, trabajamos incesantemente para garantizar que las personas disfruten de la mejor visión posible en el mundo digital», dice Rolf Herrmann.

Aprende más sobre el estilo de vida digital y sus retos.

¿Qué es el estrés visual digital y cómo podemos prevenirlo?

Más

¿Cómo es un día en la vida de Nina, una «nativa digital»? ¿Qué retos deben afrontar sus ojos?

Más

Comparta esta página

Asesoramiento personalizado: encuentre un óptico ZEISS cerca de usted

Las gafas cumplen un propósito claro: garantizar que la persona que las lleva disfrute de la mejor visión posible. Sin embargo, en la práctica este logro tecnológico no sirve de nada sin la amplia experiencia de un óptico que, además, dedique el tiempo suficiente a sus pacientes. Solo un conocimiento profundo y un asesoramiento personalizado pueden garantizarle una solución a medida que le satisfaga durante muchos años. Buscador de ópticas ...

Buscador de ópticas ZEISS

Comparta esta página

Esta página web utiliza cookies. Las cookies son pequeños archivos de texto que las páginas web almacenan en su ordenador. El uso de cookies es habitual y ayudan a las páginas a optimizar y mejorar su presentación. Mediante el uso de nuestras páginas web usted acepta el uso de cookies. más