Carl Zeiss estaba presente en el primer atterizaje en la Luna

ZEISS: logros impresionantes en el espacio para el beneficio de sus ojos.

Hace más de 40 años tuvo lugar el primer aterrizzaje en la Luna:  el 20 de julio de 1969 a las 9:17 PM (hora central europea). En aquellos instantes, 600 millones de personas admiraban fascinadas por la pantalla de sus televisores cómo la cápsula espacial Apollo 11 aterrizaba sobre la superficie de la Luna. Los instrumentos ópticos de Carl Zeiss también iban a bordo. El progreso técnico y la innovación óptica han sido rasgos característicos de Carl Zeiss durante 160 años, abarcando productos como gafas, lentes fotográficas y microscopios.

Carl Zeiss estaba presente en el primer aterrizaje en la Luna. (foto: NASA)

Carl Zeiss estaba presente en el primer aterrizaje en la Luna. (foto: NASA)

"Houston, aquí base Tranquilidad. El Eagle ha aterrizado en la Luna." Este mensaje de radio marcó el primer aterrizaje en la Luna  de la historia.  Seis horas más tarde, Neil Armstrong se puso en marcha para dar el primer paseo por la Luna, pronunciando las palabras que se convertirían en leyenda: "Este es un pequeño paso para un hombre pero un gran salto para la humanidad." Como todo turista bien equipado, llevaba consigo su cámara Carl Zeiss, una Hasselblad 500 EL con lente ZEISS Biogon 5,6/60mm.

 

Por aquel entonces, estas cámaras eran de las mejores del mundo. Para la NASA, el rasgo más importante de una cámara era su fiabilidad. Algunas lentes, como la Biogon, eran famosas por ofrecer una  distorsión óptica extremadamente reducida. Sus calidades especiales hacen de esta la lente ideal para efectuar mediciones geométricas.

 

Ya que las lentes convencionales de producción en serie no eran aptas o no se encontraban a la altura, Carl Zeiss desarrolló una óptica especial para la primera misión en el espacio. Esta  camara fotográfica diseñada expresamente para la Luna requería lubricantes especiales. No contenía piel ni componentes de plástico. Contaba con agujeros de compensación de la presión taladrados en el cuerpo de la camara. El elemento operativo fue modificado de forma que podía ser usado por alguien que llevara un traje espacial. Sin estas modificaciones, la cámara  no podía utilizarse fuera de la cápsula espacial.

Primeras imágenes de la Luna: inmortalizada para la posteridad con los objetivos de ZEISS. (foto: NASA)

Primeras imágenes de la Luna: inmortalizada para la posteridad con los objetivos de ZEISS. (foto: NASA)

La NASA siguió usando cámaras Hasselblad con lentes Carl Zeiss en las posteriores misiones lunares. Entre estas se encontraban: Biogon 38, Biogon 60, Planar 80, Sonnar 250 y Tele-Tessar 500.

 

Doce de las cámaras equipadas con lentes Carl Zeiss permanecen en la Luna. No regresaron con la tripulación debido a su peso. Solo los carretes fotográficos volvieron a la Tierra. Si algún día pasa por la Luna, no se corte y cójalas. Estas cámaras son auténticas piezas de coleccionista.

Fuente de la fotografía: NASA

Esta página web utiliza cookies. Las cookies son pequeños archivos de texto que las páginas web almacenan en su ordenador. El uso de cookies es habitual y ayudan a las páginas a optimizar y mejorar su presentación. Mediante el uso de nuestras páginas web usted acepta el uso de cookies. más