¿Cómo funciona la visión en color?

¿Y qué significa esto cuando se utilizan gafas de sol?

Ni siquiera lo pensamos cuando ocurre, pero nuestros ojos perciben más de 200 tonos distintos, diferencian totalmente los matices más detallados y reconocen más de 20 niveles de saturación y 500 de brillo. Puede ver el resultado: cada día asimilamos millones de estímulos de color, un mundo onírico de colores que a menudo nos deja boquiabiertos. ¿Pero cómo funciona exactamente? ¿Por qué el cielo parece azul o rojo a determinadas horas del día y gris en otros momentos? ¿Y qué tiene esto que ver con la producción de lentes de sol?

Los conos se encargan de esta tarea, así funciona la visión del color

Los ojos tienen dos tipos diferentes de células sensoriales: los bastones y los conos. Estos dos tipos de fotorreceptores de la retina se reparten el trabajo y desempeñan tareas diferentes: los bastones nos permiten percibir cambios en el brillo hasta una determinada intensidad lumínica. Los bastones son esenciales para la visión al atardecer y de noche. Nos permiten ver tanto cuando hay mucha luz como cuando está oscuro. Los conos se encargan de la percepción del color. Los hay de tres tipos y cada uno de ellos reacciona a diferentes longitudes de onda:

  1. Conos de luz azul (conos S [del inglés "short", corto], que reaccionan a longitudes de onda cortas)
  2. Conos de luz verde (conos M [del inglés "medium", medio], para longitudes de onda medias)
  3. Conos de luz roja (conos L [del inglés "long", largo], para longitudes de onda largas)

¿Y de qué modo afecta esto a la visión del color? – Si una superficie refleja, p. ej., solamente ondas cortas, esa superficie le parecerá azul al cerebro. Si solamente se reflejan ondas largas, se verá roja. Los rayos de luz de longitud media hacen que la veamos verde. Solo percibimos mezclas de colores como el amarillo, el púrpura, el naranja o el violeta cuando una superficie refleja ondas de diferentes longitudes. Si estos tipos de conos perciben todas las longitudes de onda al mismo tiempo, el cerebro las ve blancas.

Pero existe otro factor importante que afecta a nuestra percepción del color: los objetos no solo reflejan colores, también los absorben. Una cereza madura, por ejemplo, tiene un color rojo tan apetecible porque la superficie de la fruta absorbe la luz verde y azul y solo refleja ondas de luz largas, esto es, las que parecen rojas. Por tanto, qué colores percibimos depende de la proporción y la fuerza de la luz absorbida por los tres colores: el azul, el verde y el rojo.

Los ojos normalmente procesan un espectro de luz de entre 380 y 780 nanómetros. No perciben luz con ondas más cortas (UV) ni más largas (infrarrojas), es decir, todo aquello que esté por debajo o por encima del espectro visible.

¿Por qué el cielo es azul?

La luz solar suele ser blanca porque contiene todos los colores de la luz en la misma medida. Si utilizamos un prisma para refractar un rayo de luz, podemos ver todo el espectro de colores de la luz.

Cuando el sol está en el cielo, es fácil que la luz penetre en la atmósfera terrestre y llegue a nosotros. Solo se absorbe una pequeña porción azul, por eso el sol se ve amarillo. No ocurre lo mismo con el cielo: el cielo despejado parece azul porque la trayectoria de la luz a través de la atmósfera es relativamente corta. Las moléculas del aire, como las partículas de oxígeno y nitrógeno, desvían los rayos de luz y los dispersan. La luz azul, de onda corta, se desvía con mayor facilidad que la luz de onda larga roja. Como se refleja en mayor medida la luz azul, el cielo parece azul. La trayectoria de la luz a través de la atmósfera es mayor cuando el sol está bajo en el cielo al amanecer y al atardecer. Ahí es cuando solamente se consigue filtrar la luz roja de onda larga, y el cielo parece rojo. Si el cielo está nublado o el aire húmedo y polvoriento, la luz solar se refleja completamente en lugar de parcialmente. Por eso vemos el cielo de color blanco o, si hace mal tiempo, gris. La luna carece de atmósfera. El cielo de la luna es negro porque no se desvía la luz que llega a la superficie lunar. Desde la luna, el sol parece blanco brillante.

¿Qué efecto producen las gafas de sol en nuestros ojos?

Las gafas de sol son más que un mero complemento de moda. También protegen los ojos de la dañina radiación ultravioleta de onda corta, completamente invisible al ojo humano. Las gafas de sol también nos proporcionan una visión más cómoda y son agradables de usar porque minimizan el incómodo deslumbramiento de la luz solar intensa. Cuanto mayor es la intensidad de la luz solar y los reflejos, como en el agua o en la nieve, más importante es que protejamos nuestros ojos. Esto significa también que la tonalidad de las lentes debe ser proporcionalmente más oscura. Añadir tratamientos puede ayudar en condiciones extremas.

Como regla general: cuanto más neutral sea el color de las lentes de sol, menos influye esta en su visión del color. El objetivo a la hora de producir lentes de sol es atenuar la luz de manera óptima y permitirle ver todo el espectro de colores de forma natural. Esto es especialmente cierto en el caso de gafas de sol diseñadas para conducir un coche o montar en moto. Al comprar unas gafas de sol es fundamental asegurarse de que las lentes de sol elegidas sean adecuadas para conducir. No elija unas muy oscuras que absorban demasiada luz. De lo contrario, el color de la lente podría afectar negativamente en su capacidad de distinguir las señales del semáforo. Hay una serie de colores, como el rojo y el azul oscuro, que no son adecuados para conducir. Las lentes de sol con una absorción superior al 25 % no son aptas para conducir de noche o al atardecer. Sea un conductor prudente teniendo en cuenta todos estos factores. Su óptico le puede ofrecer más información.

En algunos casos, tanto por razones de moda como prácticas, en los que los colores gris, marrón y verde oscuro no son suficientes. También puede adquirir unas lentes de sol ZEISS de cualquier color que desee. El efecto que produzcan en su visión de los colores naturales depende del tono de lente elegido. Pero al cabo de poco tiempo sus ojos se adaptarán al filtro y el cerebro sugerirá el color natural correcto.

Son muchos los mitos que existen en torno a cómo un tono determinado puede afectar a la visión o el estado de ánimo. Pero lo cierto es que la medida en que un tono afecta de forma positiva o negativa varía de una persona a otra. Por eso debería probar diferentes lentes de color en la óptica.

Lentes de sol con mayores prestaciones

Las lentes de sol cumplen numerosas funciones: protegen los ojos de la luz ultravioleta, reducen el deslumbramiento, corrigen los problemas visuales y son un complemento de moda. Pero unas gafas de sol son mejores que otras. Las lentes de sol que aumentan el contraste pueden mejorar su experiencia visual. ZEISS ofrece tres versiones:

  • Skylet Fun (70 % de reducción de la luz)
  • Skylet Road (80 % de reducción de la luz)
  • Skylet Sport (90 % de reducción de la luz)

ZEISS Skylet fun

Skylet® fun

  • La lente Skylet® más clara con un 70 % de reducción de la luz
  • Atractiva tonalidad marrón rojiza
  • Especialmente apta para condiciones climáticas y lumínicas adversas, por ejemplo, para esquiar, practicar senderismo o deportes acuáticos
  • Contraste perfecto gracias a la forma especial de la curva de transmisión
ZEISS Skylet road

Skylet® road

  • Lente de protección solar multiuso con una reducción de la luz del 80 %
  • Atractiva tonalidad marrón
  • Perfecta para amantes de los coches, el motociclismo, el surf, el senderismo, el ciclismo o la vela que aprecian el efecto de mejora del contraste con sol moderado
     
ZEISS Skylet sport

Skylet® sport

  • Lente de protección solar marrón oscuro con una reducción de la luz del 90 %
  • La lente recomendada para un sol deslumbrante y fuerte, por ejemplo, en glaciares, alta montaña, agua y aire

expandirse
colapsarse

Como se puede deducir de su nombre en inglés, estas lentes de sol se han diseñado para diferentes ámbitos de uso. Los tres tipos aumentan el contraste proporcionando una visión más clara y más cómoda, incluso con luz difusa o en caso de deslumbramiento extremo. Haga la prueba en su óptica.

¿Cómo aumentan las lentes de sol el contraste?

Ya sabemos que la luz solar directa se dispersa. El componente azul de la luz es el que más se dispersa debido a las partículas del aire, que hacen que el cielo se vea azul con intensa luz solar. Las lentes de sol Skylet atenúan el componente azul de la luz mediante un filtro especial que mejora de manera significativa la visión del contraste. La clave es atenuar el componente azul de la luz para que los colores parezcan naturales. Los colores Skylet no utilizan filtros bloqueadores azules que supriman completamente la luz azul.

La tecnología ZEISS SONAR para máscaras de esquí va un paso más allá. El deslumbramiento en la nieve supone un verdadero reto para nuestros ojos. Es muy importante ver bien las pistas al esquiar a gran velocidad. Estas lentes para gafas de esquí permiten la filtración de una mayor proporción de luz azul, entre 380 y 420 nm, mientras que se filtra un rango de longitud de onda de entre 420 y 520 nm. Por eso estos filtros tienen una tonalidad roja/anaranjada. Este color rojo/anaranjado permite ver con mucha mayor facilidad el estado de la nieve y de las pistas.

Máscaras estándar

Máscaras intercambiables ZEISS con tecnología de color SONAR

Máscaras estándar Máscaras intercambiables ZEISS con tecnología de color SONAR

Un dato interesante: Si padece de un defecto de visión "rojo-verde" (no de daltonismo total), las lentes de sol Skylet pueden mejorar su visión.

Esta página web utiliza cookies. Las cookies son pequeños archivos de texto que las páginas web almacenan en su ordenador. El uso de cookies es habitual y ayudan a las páginas a optimizar y mejorar su presentación. Mediante el uso de nuestras páginas web usted acepta el uso de cookies. más