Haz visible lo invisible en una etapa temprana

Serie de rayos X de ZEISS para el moldeado de metales ligeros

Muchos defectos quedan ocultos en el interior de las piezas y pasan desapercibidos. Estos defectos pueden generar problemas en etapas posteriores del proceso e incurrir en costes elevados e innecesarios. Haga visible lo invisible en una fase temprana y aumente la fiabilidad de la calidad de sus moldeados.

Atrévase a observar el interior

Durante el complejo proceso de fabricación de moldeados pueden producirse diversos defectos no solo en la superficie. A veces, los defectos existentes en el interior pueden tener un impacto mayor en la estabilidad de la pieza.Sin embargo, las geometrías incorrectas pueden dejarla inservible para ensambladuras posteriores. De ahí la importancia de una detección de defectos fiable y en una fase temprana del proceso. Con la tecnología de rayos X es posible y con solo un escaneado.

Poros y porosidad

Los poros se forman mediante inclusiones de gas con forma de esfera provocadas por la gasificación de agentes liberados o por una evacuación de gases inadecuada.

Grietas

La contaminación y una velocidad demasiado elevada en el agujero de inyección pueden ser algunos de los motivos de la formación de grietas o fatigas térmicas.

Cavidades por contracción

Las cavidades que se forman por la contracción son huecos exentos de gas y de bordes afilados que suelen estar conectados entre sí. Se forman cuando el material se solidifica. Pueden producirse por una presión demasiado baja o una posición deficiente del orificio de inyección.

Inclusiones

Las inclusiones son componentes de material que suelen ser más duros que el material de base. Se producen, por ejemplo, por un material de fundición contaminado.

Junta fría

Este defecto consiste en líneas o marcas producidas por una temperatura de fundición o moldeado demasiado baja o, en algunos casos, por un tiempo de llenado del molde demasiado largo.

Llenado incompleto

En este caso, hay áreas del molde que no se han llenado, lo han hecho parcialmente o los contornos no se han reproducido de forma nítida. Puede deberse a una velocidad del pistón de inyección insuficiente o a un mantenimiento deficiente de la presión.

Zonas esponjosas

Las zonas esponjosas son acumulaciones de pequeños poros o de cavidades por contracción que pueden perjudicar gravemente la estabilidad del moldeado.

Rotura en el corazón

La rotura o desintegración del corazón de arena puede producirse, por ejemplo, por una composición del material de moldeado inadecuada o por un estrés térmico excesivo en el material de moldeado. Esto cambia la estructura del molde de manera que la pieza de fundición adopta una geometría defectuosa.

Rebases

Los rebases son láminas finas de metal en el moldeado provocadas, por ejemplo, por una velocidad de salida demasiado alta o un ajuste incorrecto de la unidad de fijación.

Burbujas

Se pueden producir abultamientos en forma de burbujas en la superficie debidos a una temperatura de fundición demasiado elevada o a una velocidad del pistón demasiado alta en la segunda fase.

Residuos de sal o arena

Es frecuente que queden restos de sal o arena en el interior del moldeado después de la extracción del macho. Estos restos se pueden detectar mediante el empleo de rayos X, por lo que puede limpiarse la pieza y continuar con el procesamiento.

Deformaciones

Especialmente en el caso de fundiciones prolongadas y pesadas, pueden producirse deformaciones durante el transporte posterior si los materiales no se han enfriado totalmente. Estas deformaciones pueden detectarse, por ejemplo, mediante una comparación del estado real y el previsto.

Desplazamiento del corazón de sal o arena

Si se producen errores al posicionar el corazón en el molde antes de la fundición, las geometrías del moldeado no coincidirán con el modelo CAD. El componente, por lo tanto, ya no podrá utilizarse en el montaje.

Do you need more information about ZEISS Solutions for Light Metal Applications?

Fill out the form below to download our brochure.