Template News

Nota de prensa

La máquina ZEISS VoluMax procesa información en volúmenes 3D en cuestión de segundos

ZEISS VoluMax

El nuevo tomógrafo es un sistema de inspección idóneo para todo tipo de mediciones en las cadenas de producción

Madrid, 01 de Octubre de 2013

El nuevo tomógrafo ZEISS VoluMax combina el beneficio de dos métodos de medición diferentes; de manera que procesa datos de volúmenes 3D en cuestión de segundos y es insensible a las variaciones de temperatura, características que lo convierten en un sistema apropiado para la totalidad de las mediciones. El ZEISS VoluMax se presentó el pasado 16 de septiembre en el EMO Show 2013, en la ciudad alemana de Hanover.

Los Rayos-X proporcionan información valiosa sobre el interior de las piezas. Hasta ahora, esto sólo era posible usando estos tomógrafos en el laboratorio de medición, y con máquinas de medición de Rayos-X 2D en el taller. “Con la ZEISS VoluMax ahora tenemos un sistema que combina los beneficios de los dos métodos”, afirma Ralf Benninger, Product Manager de ZEISS IMT. El nuevo tomógrafo genera modelos en volumen 3D, como lo haría uno propio de un laboratorio de medición; pero al igual que las máquinas de radiografía en 2D, es adecuado también para el taller. El ZEISS VoluMax puede usarse en una franja de temperatura amplia, desde los 15 a los 40 grados centígrados, y es capaz de generar los resultados de medición en apenas unos segundos.

Ciclo de tiempo corto

Con el objetivo de conseguir un ciclo de tiempo corto, ZEISS ha aumentado la potencia de los Rayos-X, comparado con los tomógrafos existentes de la marca. Como consecuencia, el tiempo de medición se reduce considerablemente: mientras el software de medición calcula el modelo en 3D, a partir de cientos de imágenes, la máquina sigue trabajando en el escaneado de la siguiente pieza. El ZEISS VoluMax necesita sólo de 10 a 50 segundos por pieza, en función de la pieza o de si ésta es cargada manualmente o con un robot. “El tiempo requerido puede ser reducido incluso a menos de un segundo por pieza si el usuario carga el sistema con varias piezas a la vez,” añade Benninger. Gracias a este  corto ciclo de tiempo y a la insensibilidad frente a las fluctuaciones de temperatura, el VoluMax es idóneo para las inspecciones directas en el taller, y en consecuencia para las inspecciones de la totalidad de los lotes.

Revisando pieza a pieza

La inspección del 100% de la producción directamente en el taller es particularmente atractiva para los fabricantes de las piezas de seguridad. Los fabricantes de automoción, por ejemplo, demandan a sus proveedores mucha documentación de cada una de las piezas. En el peor de los casos, esto les permite limitar las solicitudes a lotes específicos porque la calidad de cada componente ya ha sido documentada. En lugar de tener que someter el proceso de producción a un detallado y complejo análisis, los fabricantes miden individualmente las piezas y documentan los resultados, pudiendo verificar los procesos. Adicionalmente, hay que considerar que los tomógrafos tienen más funciones que la inspección individual de piezas, también son idóneos para los montajes de componentes.

El modelo de volúmenes 3D de ZEISS VoluMax permite a los operadores predecir, basándose en las partes brutas, qué piezas defectuosas podrán cumplir con las estándares posteriormente y qué piezas, supuestamente buenas, terminarán siendo deficientes. “Como resultado, las empresas no sólo obtienen beneficio por la confianza respecto a la calidad de las partes y los procesos de producción con el ZEISS VoluMax, sino que también ahorran tiempo y eliminan defectos evitables, lo que disminuye sus costes de producción”, afirma Benninger.