Lentes fotocromáticas

Lentes fotocromáticas

Las lentes fotocromáticas pueden oscurecerse a media que aumenta la intensidad de la luz cuya longitud de corta es más corta y sin embargo se aclaran cuando la intensidad de esta luz se reduce. Se adaptan automáticamente a las condiciones luminosas del entorno ofreciendo una protección óptima contra el deslumbramiento.

Fotocromáticas, minerales

Lentes fotocromáticas minerales

El primer informe de lentes fotocromáticas minerales data del año 1964. En el año 1970, ZEISS introdujo en el mercado su primera lente fotocromática.
Las lentes fotocromáticas pueden oscurecerse a media que aumenta la intensidad de la luz cuya longitud de corta es más corta y sin embargo se aclaran cuando la intensidad de esta luz se reduce. Se adaptan automáticamente a las condiciones luminosas del entorno ofreciendo una protección óptima contra el deslumbramiento.
Para la fabricación de las lentes fotocromáticas se utiliza borosilicato y además se introducen en la masa vítrea haluros de plata como sustancia fotocromática. Cuando la masa de la lente se enfría adquiere un color azul, y sólo adquiere sus propiedades fotocromáticas después de ser sometida a un proceso de templado a unos 600 °C. Tanto la duración como la temperatura de este proceso de templado influyen en el color de la lente y en su tiempo de reacción, así como en el grado de absorción.
Las lentes fotocromáticas son masivas, por lo que el grado de absorción puede variar ligeramente en función del espesor de la lente, ya que las sustancias fotocromáticas se distribuyen de forma regular por toda su masa.

Lentes fotocromáticas orgánicas

Desde hace relativamente poco tiempo, ha sido posible fabricar lentes orgánicas con un comportamiento fotocromático comparable al de las lentes minerales.

Estas lentes se fabrican a partir de un material orgánico especial optimizado para aceptar las partículas fotocromáticas. Sin embargo, a diferencia de las lentes minerales, éstas sólo reciben sus propiedades fotocromáticas cuando están semiterminadas o totalmente terminadas. En este proceso de fotocromatización, se integran en la cara anterior de la lente a una profundidad aproximada de 0,15 mm millones de moléculas.
Las moléculas fotocromáticas están formadas por indolino espironaftoxacinos. Los cuales modifican su estructura al ser expuestos a radiación azul y UV. Es un efecto parecido al de los pétalos de una flor cuando se abren al ser expuestos a la luz del sol. La consecuencia es un oscurecimiento de la lente.
Si la radiación de UV se reduce o no está presente, como suele ser el caso en interiores, las moléculas se cierran de nuevo provocando el aclaramiento de la lente, la cual adquiere una ligera tonalidad filtrante.
Puesto que las moléculas solamente se encuentran en la superficie de la lente, la saturación es uniforme en toda ella con independencia de la potencia dióptrica.

Esta página web utiliza cookies. Las cookies son pequeños archivos de texto que las páginas web almacenan en su ordenador. El uso de cookies es habitual y ayudan a las páginas a optimizar y mejorar su presentación. Mediante el uso de nuestras páginas web usted acepta el uso de cookies. más