Más robustas. Resistentes a la suciedad. Fáciles de limpiar: los nuevos e innovadores tratamientos de ZEISS para lentes graduadas lo hacen posible.

Las lentes graduadas de ZEISS más duras de todos los tiempos gracias a la nueva tecnología DuraVision® Platinum.

La calidad de los tratamientos de lentes graduadas sigue siendo un tema muy importante entre los usuarios de gafas, pues es la calidad del tratamiento la que marca la diferencia: ¿Cuánto resiste el tratamiento de las lentes graduadas? ¿Cuánto tiempo va a durar? Gracias a la tecnología DuraVision® Platinum de Carl Zeiss Vision, ZEISS ofrece las lentes graduadas más duras de todos los tiempos. Esta tecnología proporciona una nueva calidad en lentes graduadas y tratamientos.

La vida es un cúmulo de retos. Incluso las lentes graduadas deben resistir las influencias diarias. ¿No tiene un pañito de microfibra a mano? La limpieza rápida y descuidada es una de las cosas que más daña las lentes.  Las pequeñas partículas de polvo que contienen el pañuelo, la camiseta o el puño de la chaqueta, junto con las que hay en las gafas mismas, pueden rayar el tratamiento de las lentes. Esta es una de las razones por las que debería optar por lentes graduadas lo suficientemente robustas para afrontar estos retos.

Tratamiento antirreflejante mejorado

¿Qué propiedades deben tener los tratamientos de lentes actuales? Obviamente, el tratamiento antirreflejante debe presentar una elevada calidad que le permita ver mejor y mejore su aspecto. Esto se obtiene gracias a una serie de capas antirreflejantes en las lentes que evitan la reflexión de los rayos de luz que entran con diferentes longitudes de onda y desde distintas direcciones. En otras palabras, estas capas minimizan los reflejos luminosos resultantes.

En este contexto hablamos de "reflejos residuales", un tipo de reflejos que cualquier lente presenta a pesar del tratamiento antirreflejante. En lugar del color verde, usado en la mayoría de las lentes graduadas como tinte para estos reflejos residuales, hemos seleccionado el color azul. Gracias a su distinta longitud de onda, reduce los reflejos residuales en un 20 por ciento más que las lentes graduadas convencionales con reflejo residual verde. 

No obstante, DuraVision® Platinum puede lograr incluso más

Para ZEISS, los tratamientos de lentes han sido siempre de gran importancia y juegan un papel vital en el perfeccionamiento posterior de las soluciones de visión. Esto se debe sobre todo a razones históricas, ya que ZEISS fue pionero en el desarrollo de acabados para lentes graduadas y lanzó al mercado el primer tratamiento antirreflejante del mundo en 1935.

El desarrollo de DuraVision® Platinum fue precedido de una intensa investigación de mercado. Esta confirmó que los usuarios de gafas con lentes de plástico consideran especialmente importante tener una lente lo más dura y resistente posible. Por esta razón, las lentes graduadas de hoy en día no sólo deben presentar un tratamiento antirreflejante de alto rendimiento, sino que deben satisfacer también los siguientes requisitos:

Las lentes deben ser robustas.

Las lentes deben ser robustas.

Las lentes deben ser robustas.
Las lentes deben poder limpiarse fácil y rápidamente.

Las lentes deben poder limpiarse fácil y rápidamente.

Las lentes deben poder limpiarse fácil y rápidamente.
Las lentes deben repeler la suciedad y el polvo.

Las lentes deben repeler la suciedad y el polvo.

Las lentes deben repeler la suciedad y el polvo.
Y deben quedar claras como el cristal. Esto es especialmente importante para ofrecer la mejor visión nocturna.

Y deben quedar claras como el cristal. Esto es especialmente importante para ofrecer la mejor visión nocturna.

Y deben quedar claras como el cristal. Esto es especialmente importante para ofrecer la mejor visión nocturna.

Presentación de las lentes graduadas de ZEISS con tecnología DuraVision® Platinum

Más robustas, resistentes a la suciedad y fáciles de limpiar: gracias a las lentes graduadas de ZEISS más duras (hasta tres veces más duras que generaciones anteriores*) de todos los tiempos, Carl Zeiss Vision le ofrece una garantía de dos años (debe adaptarse in situ) para las nuevas lentes con tratamiento DuraVision® Platinum, que podrá reclamar en caso necesario en su óptica de confianza.

Gracias a la tecnología DuraVision® Platinum, la resistencia de las lentes graduadas de ZEISS ha aumentado considerablemente. Numerosas pruebas prácticas llevadas a cabo en tests de rendimiento lo han demostrado. Por ejemplo, las lentes graduadas de ZEISS con tratamientos de generaciones anteriores y las nuevas lentes con tratamiento DuraVision® Platinum han sido sometidas a pruebas de dureza bajo condiciones reales. Para ello se emplearon paños con una cantidad de suciedad estándar para simular la intensidad de limpieza que corresponde a la media de uso de unas gafas (2-3 años). Además investigamos qué marcas y daños soportan las lentes después de esto. Como era de esperar, las lentes graduadas con tecnología DuraVision® Platinum estaban a la cabeza de las lentes sometidas a prueba y casi no presentaban daños.

¿Cuál es el secreto de los tratamientos DuraVision® Platinum?

Las nueve capas ultrafinas de DuraVision® Platinum.

Las nueve capas ultrafinas de DuraVision® Platinum.

Las lentes graduadas con tecnología DuraVision® Platinum están compuestas por nueve capas ultrafinas aplicadas directamente una sobre la otra. Estas capas tienen cuatro funciones: la primera, el vidrio base, presenta un recubrimiento endurecedor; a continuación vienen los diferentes tratamientos antirreflejantes incluida la capa antiestática y por último, el tratamiento Clean Coat. La última capa sella la lente y crea una superficie extremadamente lisa. La suciedad y humedad resbalan de la lente, haciendo que sean fáciles de limpiar.

 

El secreto de DuraVision® Platinum es, sin embargo, la tecnología de tratamiento mediante irradiación de iones. Los iones irradiados transfieren su energía cinética a la lente. En los tratamientos de Carl Zeiss, las lentes son irradiadas con estos iones una y otra vez durante el proceso de recubrimiento. Esto garantiza una compactibilidad y adherencia óptimas de las capas entre sí. Esto hace que las capas que, de otro modo, estarían sueltas, queden adheridas. Así, las capas individuales quedan unidas entre sí, como un puzzle tridimensional. Por supuesto, este proceso tiene lugar en un rango micrométrico y no es visible para el ojo. El resultado es una superficie de lente tres veces más dura que la generación anterior de lentes de plástico de ZEISS.* Esta superficie ultralisa y dura hace posible que las lentes graduadas sean más robustas, resistentes a la suciedad y fáciles de limpiar.

Nuestro consejo:

tanto con como sin DuraVision® Platinum, proporcione a sus lentes graduadas una buena limpieza profesional para que el recubrimiento dure mucho tiempo. Es mejor retirar la suciedad y el polvo de las gafas bajo agua antes de limpiarlas con un paño de microfibra, o en un baño de ultrasonido en su óptica de confianza.

* Los lentes de Zeiss con la tecnología DuraVision Platinum en 1,67 en comparación con LotuTec en 1,67.

Esta página web utiliza cookies. Las cookies son pequeños archivos de texto que las páginas web almacenan en su ordenador. El uso de cookies es habitual y ayudan a las páginas a optimizar y mejorar su presentación. Mediante el uso de nuestras páginas web usted acepta el uso de cookies. más