Problema de salud: ojos llorosos

Si le lloran los ojos constantemente, la causa puede ser un trastorno ocular

Reir o llorar es un acto fisiologico completamente normal: los conductos lagrimales se abren y las lágrimas fluyen. Pero si empiezan a llorarle los ojos sin razón aparente, puede que se trate de un trastorno ocular. Sin embargo, no debe preocuparse ya que estos problemas suelen solucionarse con rapidez.

Problema de salud: ojos llorosos

Llorar de alegría o de rabia, o por estar enfadado, emocionado o preocupado, son reacciones humanas normales. Las lágrimas también tienen un efecto purificante. Existe una enzima en el fluido que dificulta la aparición de bacterias y evita infecciones. Algunos vapores, como los que se desprenden de las cebollas, también pueden provocar lagrimeo. Sin embargo, si le lloran los ojos sin razón aparente, puede que la causa sea otra.

Hay muchas causas de los ojos llorosos

Una de las causas más comunes de los ojos llorosos es la conjuntivitis. Consiste en la irritación o infección de la conjuntiva (una membrana mucosa y transparente que reviste el globo ocular, el área blanca del ojo y el interior de los parpados). En estos casos, uno de los síntomas típicos, a parte de los ojos llorosos, es una coloración roja muy visible( irritación ) . Los médicos diferencian entre las variantes infecciosas y las no infecciosas. La conjuntivitis infecciosa está ocasionada por un virus o una bacteria, mientras que las causas de la conjuntivitis no infecciosa pueden ser alergias, irritación provocada por una luz muy brillante, impurezas o sustancias químicas. En ambos casos, se recomienda que contacte con un oftalmólogo y le describa sus síntomas. Como se trata de una alteración de origen infecciosa, le darán cita con rapidez.

Los antibióticos ayudan en caso de infecciones bacterianas. En el resto de casos, normalmente no hay más que evitar los desencadenantes. Un consejo más: para secarse los ojos, debe emplear pañuelos. También es aconsejado lavarse las manos con regularidad. De este modo, puede evitar que se transmita la infección. Las personas infectadas deben, además, evitar el uso de lentes de contacto; tendrán que utilizar las gafas.

Los ojos llorosos también son causados por un problema de visión mal corregido, que hace que el ojo trabaje mucho más para poder ver correctamente. Unas lentes graduadas con prescripción correcta e incluso individualizada pueden ser de gran ayuda.

En ocasiones, los ojos llorosos también se deben a una composición pobre de la lágrima. Además de la gran cantidad de agua, nuestras lágrimas están compuestas por proteínas y por una lámina lipídica protectora que se encuentra en la capa superior de la película lagrimal. El resultado es que la película lagrimal no se adhiere correctamente a la superficie del ojo y se escurre hacia abajo. En tal caso, el oftalmólogo le puede ayudar con un colirio especial.

Otra de las posibles causas de los ojos llorosos son los daños a la superficie de la córnea provocados por impurezas o arañazos. El organismo produce muchas más lágrimas de manera reflexiva. Asimismo, algunas personas tienen párpados que no están en la posición correcta. En este caso, los expertos hablan de entropión, cuando el párpado se pliega sobre sí mismo, o de ectropión, cuando el párpado se pliega hacia fuera. Dependiendo de la gravedad del problema, puede ser necesaria una operación correctiva.

Los ojos secos también pueden provocar el lagrimeo

Parece paradójico, pero los ojos demasiado secos también pueden ser la causa de los ojos llorosos. La razón es que, si lo ojos están demasiado secos durante un largo periodo de tiempo, suelen empezar a producir demasiada lágrima. La medicina puede solucionar este problema.

Esta página web utiliza cookies. Las cookies son pequeños archivos de texto que las páginas web almacenan en su ordenador. El uso de cookies es habitual y ayudan a las páginas a optimizar y mejorar su presentación. Mediante el uso de nuestras páginas web usted acepta el uso de cookies. más