¿Qué es el daltonismo y qué pueden hacer las personas que lo padecen?

Un defecto genético es la razón por la que 180 millones de personas en todo el mundo sean daltónicas. Los médicos distinguen diferentes grados de gravedad.

El tipo más común es la incapacidad de distinguir con seguridad los colores rojo y verde. Esto es lo que se denomina daltonismo. Por suerte, el daltonismo total es poco común. Las personas que lo padecen son solo capaces de distinguir entre tonos de grises. Esta deficiencia es hereditaria. Las gafas y las lentes de contacto no proporcionan alivio alguno, pero aquí presentamos alguna información útil.

¿Qué es el daltonismo y qué pueden hacer las personas que lo padecen?

La mayor parte de las personas no le da importancia a la capacidad de ver la vida en colores brillantes. Se preocupan de conjuntar el color de su ropa, les entra hambre al ver una deliciosa fresa roja y disfrutan de todos los colores de la naturaleza. Sin embargo, para unos 180 millones de personas en todo el mundo, la percepción del color es parcial o inexistente. No diferencian bien o en absoluto los colores rojo y verde, tienen una visión del color reducida o, en casos muy poco comunes, no distinguen ningún color. Esto es lo que se denomina daltonismo.

 

Las personas con una visión del color normal mezclan los tres colores espectrales rojo, verde y azul para crear otros colores. Los conos, células sensoriales de la retina, son los responsables de ello. Solo actúan durante el día, por la noche lo vemos todo gris. A pesar de ello, hay varios tipos de daltonismo. Aunque todo el mundo piensa que se trata de lo mismo, el término abarca muchos defectos diferentes. Los expertos diferencian entre las deficiencias siguientes:

Visión del color anómala

Las personas que la sufren tienen una capacidad limitada para reconocer algunos tonos. Todas las células sensoriales (conos rojos, verdes y azules) están presentes en la retina, pero algunas de ellas no actúan correctamente, normalmente se trata de los conos responsables de ver el color verde. El térmico técnico es deuteranomalía. De las personas que no discriminan el rojo se dice que son protanómalas.

Visión del color defectiva

En este tipo de daltonismo faltan algunas de las células sensoriales. Las personas que lo sufren solo tienen dos tipos de conos activos. En consecuencia, la visión del color se reduce significativamente. A veces, esto puede ser peligroso, sobre todo para conductores que no reconozcan bien los colores rojo y verde. Por ejemplo, en caso de niebla, solo ven negro en vez de la luz trasera roja de un vehículo delante de ellos.

Daltonismo total

La enfermedad conocida como acromatismo es muy rara. Las personas que sufren esta deficiencia no perciben ningún tono de color y también son muy sensibles a la luz. Siempre están en "modo nocturno" y en la oscuridad solo perciben contornos borrosos.

El daltonismo congénito y la visión de color defectiva innata tienen su causa en un defecto genético que afecta con mucha mayor frecuencia a los hombres que a las mujeres. La visión del color defectiva más común es la visión limitada de azules y amarillos. Con frecuencia, esto se debe a la degeneración macular. Las personas que, de nacimiento, no ven determinados colores o los ven de forma deficiente no suelen ser conscientes de ello. El problema solo se detecta en función de su entorno.

El daltonismo puede diagnosticarse con diferentes tests de colores y es importante hacerlo debido a los problemas que pueden sufrirse tanto en la vida profesional como en la conducción vial. Existen los tests siguientes:

Láminas pseudoisocromáticas

En este test se muestran cifras sobre un fondo de color (a menudo con resolución en puntos). Puede utilizarse para detectar la ceguera para rojos y verdes, por ejemplo.

Test de puntos coloreados de Farnsworth

En este test, los pacientes clasifican fichas de tonalidad diferente. El test es algo más complicado y puede utilizarse para detectar una deficiencia en la percepción del azul.

Anomaloscopio de Nagel

Aquí, el paciente utiliza un aparato circular para comprobar el color con el objeto de mezclar y especificar los matices de diferentes colores.  Con él es posible determinar el grado de daltonismo y es el mejor método para diagnosticar la ceguera para el rojo. Esto puede ser un criterio de exclusión para algunas profesiones, como pintores, conductores de autobús o pilotos.

Todavía no es posible corregir el daltonismo con gafas ni lentes de contacto. Unas gafas especiales hacen posible cambiar solo el contraste de color, pero no la visión. No obstante, existe un consejo útil para aquellos que sufren daltonismo total: pueden llevar gafas especiales con lentes rojas. Estas gafas desvían la claridad de la luz diurna mejor que las gafas normales o las gafas de sol.

Esta página web utiliza cookies. Las cookies son pequeños archivos de texto que las páginas web almacenan en su ordenador. El uso de cookies es habitual y ayudan a las páginas a optimizar y mejorar su presentación. Mediante el uso de nuestras páginas web usted acepta el uso de cookies. más