Back To Top

Carl Zeiss Partner cerca de ti

Categoría

Visión excelente a pesar de los problemas oculares

Los ojos son nuestro órgano sensorial más importante, por lo que cualquier enfermedad ocular precisa atención inmediata.

Nuestros ojos llevan a cabo constantemente trabajos de precisión.Trabajan con objetos que están cerca y enfocan objetos lejanos. Además, se adaptan a las diferentes condiciones de luz una y otra vez. Obtenemos más del 80% de la información a través de los ojos, motivo por el que muchas personas se preocupan especialmente por las enfermedades oculares. De hecho, existe una gran cantidad de problemas potenciales: glaucoma, cataratas o estrabismo severo. Un oftalmólogo profesional puede ayudar en la mayoría de los casos.

Los ojos son nuestro órgano sensorial más importante, por lo que cualquier enfermedad ocular precisa atención inmediata.

Los ojos son nuestro órgano sensorial más importante, por lo que cualquier enfermedad ocular precisa atención inmediata.

Para desenvolvernos diariamente necesitamos captar constantemente las imágenes más exactas de nuestro entorno. Los ojos son la herramienta que nos proporciona esta información. Si dejan de funcionar correctamente de manera repentina, la persona puede sentir mucho miedo e inseguridad.

 

Independientemente de la enfermedad ocular de la que se trate, la medicina moderna dispone de métodos para conservar la vista en prácticamente cualquier caso. El requisito más importante es la detección temprana y el diagnóstico. Por este motivo, los oftalmólogos y ópticos optometristas recomiendan a todo el mundo acudir a una revisión anual con el oftalmólogo a partir de los 40 años. Si una enfermedad es detectada en su fase inicial, es posible adoptar medidas para evitar lesiones permanentes.

Le presentamos una relación de las enfermedades oculares más comunes:

Esotropía (estrabismo)
Unos dos millones de alemanes padecen esotropía, es decir, sufren lo que se conoce como "bizquera". Esta enfermedad ocular es una de las dolencias más comunes que afectan a los órganos visuales. Este problema es hereditario. Debe saber que: el estrabismo no es sólo un defecto estético. Los ojos de los niños que padecen estrabismo están mal alineados, causando la visión doble. Para contrarrestar este efecto tan desagradable, el cerebro utiliza un truco: el ojo que no está afectado por la enfermedad, comienza a hacer todo el trabajo solo, mientras el otro deja de funcionar. El resultado: el ojo inutilizado sigue debilitándose hasta, en ocasiones, quedarse casi ciego, a pesar de que su funcionamiento sería completamente normal si el estrabismo se corrigiera. Lo peor es que alrededor de los 6 años, todos los procesos visuales se fijan, siendo en vano cualquier tratamiento iniciado a partir de dicha edad. Los expertos distinguen diferentes tipos de esotropía:

  • Esotropía latente (heteroforia)
    Desequilibrio de los músculos oculares. El cerebro compensa gran parte de este tipo de esotropía. La fatiga y el estrés pueden provocar dolores de cabeza y dolor ocular.
  • Esotropía concomitante (heterotropía)
    Los ojos se mueven de forma uniforme y coordinada en todas las líneas de visión, pero no enfocan el mismo objeto. El ángulo de estrabismo es el mismo en todas las líneas de visión. Es muy importante tratar esta enfermedad ocular durante la infancia, con el fin de prevenir un problema visual permanente en el ojo afectado.
  • Esotropía parética (paresis)
    Suele ser el resultado de una enfermedad neurológica, un accidente o el funcionamiento defectuoso de uno o varios músculos oculares.

 

Información importante: un bebé aún no puede enfocar bien los objetos, por lo que es normal que los ojos no estén paralelos en todo momento. Esta condición se complica si uno de los ojos se desvía constantemente de la dirección del otro. Otra señal de alarma es que el niño actúe de manera "torpe". Para unos padres puede resultar difícil evaluar si su hijo padece "bizquera". Una revisión oftalmológica puede resolver dudas. 

Existen diferentes opciones de tratamiento para los distintos tipos de esotropía. La más común es la terapia de oclusión. Consiste en colocar un parche ocular sobre el ojo "bueno" para obligar al ojo vago a hacer su trabajo. En ocasiones, basta con cubrir una parte de las gafas para que el truco funcione. De cualquier manera, el cerebro es obligado a ayudar y entrenar al ojo débil.

Cuanto antes se inicie este tratamiento, mayor será la probabilidad de éxito. Si la esotropía persiste a pesar de todos estos intentos, existe la posibilidad de operar el ojo afectado en caso de niños en edad preescolar.

Cataratas

El nombre "catarata" procede del griego "cascada". Los eruditos de la Antigüedad creían que el color gris de las pupilas era agua deslizándose. Hoy en día sabemos que las proteínas que se agrupan en el cristalino son las responsables de esta opacidad. El consumo de nicotina es el culpable en la mayoría de los casos, pero la diabetes y los rayos ultravioleta también pueden actuar como desencadenantes. Los pacientes de cataratas se sienten como si miraran a través de un vidrio esmerilado. Afortunadamente, en la actualidad existen excelentes opciones para tratar esta enfermedad. Mediante una intervención quirúrgica ambulatoria, el cristalino afectado es extirpado y sustituido por una lente artificial. Este procedimiento rutinario es llevado a cabo 500.000 veces al año sólo en Alemania.

Glaucoma

Esta enfermedad ocular es insidiosa porque no produce dolor. El aumento de la presión ocular interna provoca daño en la retina, dando lugar al deterioro del nervio óptico. En Alemania, esta enfermedad se conoce como "grüner Star" (estrella verde), debido a que, cuando la presión ocular interna es muy elevada, la persona puede ver una aureola verde alrededor de las fuentes de luz. Esta enfermedad solo puede curarse si se detecta en una fase temprana. Una medicación especial (en forma de gotas para los ojos) puede ayudar a conservar la visión. Por este motivo, es imprescindible acudir a revisiones regulares. Una vez perdidas las fibras nerviosas, no pueden recuperarse de ninguna forma.

Degeneración macular asociada a la edad (DMAE)

Aproximadamente 4,5 millones de personas en Alemania padecen esta enfermedad. La DMAE es una enfermedad típica de la tercera edad, ya que suele m
Degeneración macular asociada a la edad (DMAE)anifestarse en personas mayores. El suministro de sangre de la retina deja de ser como antes, y las células comienzan a desaparecer. La primera fase de esta enfermedad puede detectarse durante una prueba de agudeza visual. Por ejemplo, si un paciente de DMAE observa el espacio entre los azulejos del cuarto de baño, percibirá de repente una curva que no existe en realidad. En la fase temprana de esta enfermedad, el espacio entre los azulejos del cuarto de baño aparecerá curvado.Conforme progresa la degeneración, las células del punto de mayor nitidez visual de la retina se deterioran gradualmente. Sólo las zonas periféricas se salvan de este deterioro. El resultado: si un individuo con DMAE observa, por ejemplo, una calle, verá las casas a derecha e izquierda, pero no los coches en la carretera. Esta enfermedad ocular se manifiesta de dos formas: 
                                                                                                  

  • DMAE seca
    El llamado epitelio pigmentario que se encuentra debajo de la retina se deteriora, provocando la desaparición de las células de la visión. Más del 80% de los pacientes de DMAE sufren la variante seca de la enfermedad, que se desarrolla lentamente a lo largo de los años. Apenas existen opciones de tratamiento para los pacientes de DMAE. En la mayoría de los casos, un dispositivo de aumento para la visión puede facilitar, al menos, la lectura.

  • DMAE húmeda
    La DMAE húmeda progresa con mucha más rapidez que la DMAE seca. También en esta variante, el epitelio pigmentario se deteriora y las células de la visión van desapareciendo. Una característica de la variante húmeda es el crecimiento de los vasos sanguíneos de la retina. Estos nuevos vasos de pequeño tamaño se desangran fácilmente, provocando inflamación de la retina y distorsión de las imágenes. La exanguinación de los pequeños vasos sanguíneos también deja cicatrices en la retina. Una medicación especial puede ayudar en la fase inicial de esta enfermedad ocular, inhibiendo el crecimiento de los vasos sanguíneos que se encuentran por debajo y dentro de la retina. En algunos casos puede ayudar la terapia con láser o la llamada terapia fotodinámica. Algunas clínicas están testando nuevos métodos quirúrgicos para la retina.

 

Retinopatía diabética

La retinopatía diabética es una de las causas más comunes de ceguera en edad avanzada. Normalmente se desarrolla como resultado de la diabetes. Se trata de una enfermedad retinal. El aumento permanente de los niveles de azúcar en la sangre da lugar a modificaciones en los vasos sanguíneos de la retina, causando problemas visuales y pérdida de la visión. Los médicos distinguen tres formas distintas:

  • Retinopatía diabética no proliferativa
    Únicamente sufren modificaciones los vasos sanguíneos de la retina. En la mayoría de los casos, los afectados no notan nada.

  • Retinopatía diabética proliferativa
    Cuando la enfermedad ha alcanzado una fase avanzada, pueden formarse nuevos vasos que pueden expandirse desde la retina hacia el humor vítreo. Además de sangrado, esto puede causar desprendimiento de la retina.  En este estadio, la visión ya se ha deteriorado considerablemente.

  • Maculopatía diabética
    La mácula, el punto de mayor nitidez visual, se ve afectada por depósitos de grasa, hinchazón y pérdida de fluidos. Un avance de la enfermedad puede desembocar en ceguera.

 

Por este motivo, es muy importante que todos los diabéticos reciban el tratamiento adecuado. Por desgracia, este no siempre es el caso: el tratamiento con láser puede reducir los cambios de los vasos sanguíneos en la primera etapa. Si la enfermedad se encuentra en una etapa avanzada, es necesaria una compleja intervención quirúrgica para evitar que el paciente se quede ciego.

Ojo seco

Los síntomas son escozor, picor y sensación de granitos de arena en las pupilas. La radiación solar intensa, la combustión de gases acres, el polen del aire, el polvo y las pantallas de ordenador parpadeantes pueden desencadenar estos desagradables síntomas. Normalmente, el líquido lagrimal elimina las impurezas del ojo, suministrándole oxígeno y nutrientes.

Pero la película lagrimal puede secarse, dando lugar a la sensación de tener granitos de arena en los ojos. Los desencadenantes más comunes son el uso prolongado del ordenador, los sistemas de aire acondicionado de los coches y el aire seco del ambiente. Los desórdenes hormonales y las medicaciones, como las píldoras anticonceptivas o los betabloqueantes, también pueden potenciar esta enfermedad.

Sin embargo, la causa puede no estar relacionada con la producción insuficiente de líquido lagrimal. A veces, el problema reside en la consistencia. Las llamadas "lágrimas artificiales" son la mejor solución para ambas variantes. Esta medida consiste en aplicar gotas o geles en el saco conjuntival inferior para sustituir a las lágrimas. Tras la aplicación, es necesario cerrar los párpados y mover los ojos en todas las direcciones para distribuir la sustancia.

Tenga en cuenta que: el uso excesivo o prolongado de estas gotas puede disminuir paulatinamente la producción natural de líquido lagrimal. Por esta razón, es importante esclarecer las posibles causas con un médico y combatirlas en la medida de lo posible (recetar otras píldoras, evitar estimulantes).

Un consejo para los deportistas: empleo de gafas de protección para nadar en piscinas que contengan cloro. La cirugía debe considerarse como último recurso si el tratamiento tópico no ayuda. El doctor Mehrle nos comentaba que: "Durante el proceso, los conductos de secreción lagrimal están cerrados completa o parcialmente, de forma que el líquido lagrimal no fluye con normalidad."

Retinosis pigmentaria

Las personas que padecen esta enfermedad ocular pueden leer el periódico o un libro, ya que ven las palabras a través de una especie de túnel de visión. La retinosis pigmentaria es una dolencia genética que afecta a unas 40.000 personas en Alemania.

Debido a un defecto hereditario, las células fotosensibles de la retina van desapareciendo gradualmente. Los bastones responsables de la visión nocturna y mesópica son los primeros en desaparecer. Las células suelen deteriorarse de fuera hacia dentro. La mácula, por su posición en el centro del ojo, se salva en un primer momento, lo que permite que los pacientes de esta enfermedad puedan seguir leyendo.

En casos muy graves, es posible que acaben desapareciendo todas las células. En la mayoría de los casos, esta dolencia comienza a una edad temprana. Los dos ojos la padecen por igual. Al principio, las personas con retinosis pigmentaria no pueden ver bien en la penumbra, es decir, sufren ceguera nocturna.

Finalmente, sólo conservan un pequeño túnel de visión. Los filtros o coloraciones especiales que protegen de los fuertes deslumbramientos le pueden servir de ayuda. Los avances en genética y biología molecular traen consigo nuevas esperanzas. Los expertos creen que es sólo una cuestión de tiempo que se encuentre el remedio adecuado.

Los médicos del Clínico Universitario de Aquisgrán ya han celebrado el primer éxito. Han desarrollado una prótesis visual completamente implantable que ya han probado en seis pacientes. Esta prótesis funciona sin necesidad de cable, conectada a una cámara que envía señales de imagen al implante. Una parte de las células nerviosas aún debe permanecer intacta para que el implante pueda usarse con éxito.

Destellos de luz / desprendimiento de retina

Las personas que ven destellos de luz cuando cierran los ojos deben acudir a su oftalmólogo, ya que este es un síntoma propio de la alteración del humor vítreo asociada a la edad.

La causa de esta enfermedad: con el paso de los años, se forman en el humor vítreo depósitos inicialmente inofensivos, y las fibras de colágeno se agrupan. La licuación del cuerpo cristalino da lugar a cavidades llenas de agua. Cuando el ojo se mueve, las estructuras sólidas que flotan en su interior son percibidas como sombras, hilos o pelusas en movimiento. Las llamadas moscas volantes son molestas, pero no suponen un peligro ni requieren tratamiento.

Sin embargo, si la licuación progresa, el vítreo puede desprenderse completa o parcialmente de su base. Existen dos formas diferentes: Desprendimiento de vítreo completo e incompleto.

En el desprendimiento incompleto, las conexiones de la barrera retino-vítrea se conservan. Cuando las personas que padecen esta enfermedad mueven los ojos, la retina sufre tensión de tracción, produciéndose destellos de luz. Una vez se ha desprendido el vítreo completamente, los destellos de luz desaparecen. En el desprendimiento de vítreo completo, la retina puede sufrir un colapso, originando un desprendimiento de retina e incluso una hemorragia vítrea.

Para proceder al diagnóstico, el médico examina el vítreo con una lámpara de hendidura y una lente de contacto y observa el fondo de ojo. Estas complicaciones deben ser tratadas lo antes posible, ya que el desprendimiento de retina requiere intervención quirúrgica.

Artículos relacionados

Parpadear, llorar y ver estrellas
Lentes fotosensibles para una visión más cómoda, flexible y protegida.
Problema de salud: ojos llorosos
Sequedad ocular, ¿qué hacer cuando los ojos escuecen y pican?
Ayuda, ¿mi hijo necesita gafas?
 

Esta página web utiliza cookies. Las cookies son pequeños archivos de texto que las páginas web almacenan en su ordenador. El uso de cookies es habitual y ayudan a las páginas a optimizar y mejorar su presentación. Mediante el uso de nuestras páginas web usted acepta el uso de cookies. más

OK