Back To Top

Carl Zeiss Partner cerca de ti

Categoría

Visión clara en todo momento gracias a los tratamientos de alta tecnología

Acabados innovadores que protegen de forma óptima sus lentes graduadas y mejoran su comodidad visual.

Obviamente, las personas que llevamos gafas sabemos que los tratamientos de las lentes graduadas son muy importantes. Hoy en día se da por hecho que las lentes graduadas de un nuevo par de gafas son antirreflejantes y cuentan con tratamiento de endurecido. Sin embargo, como ocurre con el equipamiento de un coche, existen diferencias en la calidad y las características de las gafas, que el usuario puede seleccionar con ayuda de su óptico.

Los tratamientos de lentes graduadas ofrecen al mismo tiempo protección, comodidad y un aspecto más atractivo. Los tratamientos de superficie óptimos convierten las lentes graduadas en pequeñas obras maestras perfectamente confeccionadas según las necesidades del usuario. Vamos a enseñarle lo que más le conviene.

Lentes graduadas sin/con tratamiento endurecido.

Lentes graduadas sin/con tratamiento endurecido.

El tratamiento de endurecido

Para la mayoría de los usuarios, las gafas son como una segunda piel. Las lentes graduadas y las monturas tienen que soportar una gran carga diaria. Las personas que usan gafas para actividades deportivas o para trabajar con herramientas e incluso niños necesitan gafas fuertes y resistentes que les permitan afrontar los retos de las actividades físicas agotadoras. Y todos sabemos que no todo el mundo cuida bien sus gafas. Con el estrés de cada día, a veces las gafas acaban de cualquier manera encima de la mesa. Por este motivo, las gafas deben ofrecer protección duradera contra arañazos en las lentes graduadas. Hasta los arañazos más insignificantes en las lentes graduadas pueden favorecer el detrimento de su visión. Hacen que la visión resulte borrosa, a pesar de las correctas dioptrías de las lentes, lo que deriva en tensión y fatiga para los ojos. Y lo que es más, la vida útil de las lentes graduadas se ve reducida. Las lentes orgánicas en particular se caracterizan por su ligereza y comodidad, aunque este material, blando en comparación con las lentes graduadas minerales, las hace más sensibles si no cuentan con una protección. Una cosa es segura: cuanto más delgadas sean las lentes orgánicas, por ejemplo las llamadas lentes orgánicas de índice de refracción alto, más importante es el tratamiento de endurecido. Por este motivo, al comprar unas gafas nuevas, es muy importante reflexionar acerca de la calidad y la vida útil del tratamiento de endurecido. Cuanto más activo sea, más importancia cobra la protección de sus lentes graduadas.

Lentes graduadas sin/con tratamiento antirref.

Lentes graduadas sin/con tratamiento antirref.

Tratamiento antirreflejante

Ver bien y tener un buen aspecto: tratamiento antirreflejante para lentes graduadas Las lentes graduadas sin tratamiento antirreflejante reflejan la luz o producen un efecto espejo que distrae tanto al usuario como a su interlocutor: en primer lugar, accediendo al ojo de la persona que lleva gafas a través de la lente graduada, y en segundo lugar, en la lente graduada del observador. Ambos usuarios se aturden por igual. Las lentes graduadas sin tratamiento antirreflejante perturban la visión cuando se conduce por la autovía en una noche lluviosa o se cruza un vehículo en dirección contraria. El conductor se deslumbra rápidamente y, en determinadas circunstancias, apenas puede vislumbrar objetos o reconocer a un ciclista.

 

Por este motivo, recomendamos invertir en un buen tratamiento antirreflejante, incluso si su vista solo precisa una leve corrección. La eficacia del tratamiento antirreflejante se ajusta según grados de reflección: los niveles básicos son "simple", "medio" y "súper". Lo que se conoce como "reflección residual" determina la calidad del tratamiento antirreflejante. Un óptico puede reconocer rápidamente la calidad del tratamiento antirreflejante utilizado, incluso en lentes graduadas antiguas, ya que el tratamiento antirreflejante tiene un color característico.

 

Sobre todo los usuarios que dedican mucho tiempo a conversaciones cara a cara y/o conducen un elevado número de horas, deberían elegir el mejor tratamiento antirreflejante.

Lentes graduadas sin/con tratamiento hidrofóbo/con tratamiento LotuTec.

Lentes graduadas sin/con tratamiento hidrofóbo/con tratamiento LotuTec.

Tratamiento Clean Coat

Imagínese que lleva puesto un magnífico jersey de lana suave. Por desgracia, la pelusa de la lana no deja de pegarse a sus lentes graduadas. En el trabajo, a veces pasamos horas en habitaciones cerradas y con mucho polvo. Al terminar, las lentes graduadas parecen haber atravesado una tormenda del desierto. Empieza a llover y no tiene paraguas. Con las gotas de lluvia cayendo sobre las lentes graduadas, no puede ver prácticamente nada. Todos estos ejemplos de situaciones representan la realidad de los tratamientos para lentes graduadas.

 

Clean Coat y los tratamientos antiestáticos como los integrados en el LotuTec de lujo de ZEISS hacen que las lentes se vuelvan antiestáticas e hidrofóbas. Las lentes graduadas pueden disponer de un acabado que se asemeja al efecto loto de la pintura de los coches y otras superficies lisas. El tratamiento alisa la superficie hasta el punto que las partículas de suciedad o las gotas de agua no se fijan a la lente como hasta ahora, sino que se escurren como de una hoja de loto. Por este motivo, las lentes graduadas con tratamiento LotuTec se limpian más fácilmente y con menos frecuencia. Incluso es posible eliminar huellas dactilares grasientas de las lentes graduadas sin ningún tipo de esfuerzo.

Lentes graduadas sin tratamiento antiestático/con tratamiento LotuTec.

Lentes graduadas sin tratamiento antiestático/con tratamiento LotuTec.

LotuTec de ZEISS está pensado para todo aquel que desee tener todos los mejores tratamientos en uno

Ya no es necesario tomar una decisión. ZEISS se lo pone increíblemente fácil con el producto LotuTec 3 en 1, ya que este tratamiento de alta tecnología le ofrece todo tipo de protección: tratamiento endurecido, tratamiento antirreflejante, CleanCoat y función antiestática, todo en uno.

Y lo mejor es que, gracias al efecto hidrofóbo, LotuTec se empaña menos, con lo que su visión no se verá alterada cuando cambie de un ambiente frío a uno cálido.
Nuestro consejo: pídale a su óptico que le muestre y le explique las diferencias cualitativas entre cada uno de los tratamientos para lentes graduadas. Decida qué necesita para su día a día en función de las condiciones en las que usará sus nuevas gafas y el tiempo que desea que resistan a las señales de envejecimiento. Con ZEISS puede combinar libremente los diferentes tipos de tratamiento de acuerdo con sus necesidades particulares.

Tratamientos de lentes

 

Artículos relacionados

Diez consejos para elegir el tratamiento adecuado para su lente
Las lentes más duras que ZEISS haya hecho nunca.
Por qué merece la pena tener un segundo par de gafas
Más robustas. Resistentes a la suciedad. Fáciles de limpiar: los nuevos e innovadores tratamientos de ZEISS para lentes graduadas lo hacen posible.
Cómo cuidar las lentes graduadas
 

Esta página web utiliza cookies. Las cookies son pequeños archivos de texto que las páginas web almacenan en su ordenador. El uso de cookies es habitual y ayudan a las páginas a optimizar y mejorar su presentación. Mediante el uso de nuestras páginas web usted acepta el uso de cookies. más

OK