¿Sabías cómo …

... se miden las piezas de un coche de carreras?

Rugido de motores, olor a gasolina en el ambiente y trepidantes maniobras de adelantamiento: el automovilismo eleva los niveles de adrenalina de la afición. Pero para los desarrolladores y fabricantes de piezas de automóvil, esto implica un trabajo de máxima precisión. Las piezas tienen que fabricarse con exactitud no solo para conseguir la decisiva décima de segundo, sino también para garantizar la seguridad del conductor gracias a su elevada fiabilidad.

El proveedor Pratt & Miller Engineering reúne estos requisitos desde hace años. Así, por ejemplo, en 1999 ya participó en el desarrollo del Chevrolet Corvette C5-R y actualmente sigue formando parte de las escuderías Corvette Racing y Cadillac Racing de General Motors. Durante este tiempo, Corvette ha ganado en siete ocasiones las 24 horas de Le Mans y siete veces consecutivas la American Le Mans Series. En 2005, Cadillac se alzó con la victoria en su primera participación en el Speed World Challenge. Además, en 2006 un Pontiac GTO.R montado por Pratt & Miller se proclamó campeón en la Rolex Sports Car Series.

Pero la competencia se endurece cada vez más en el deporte del motor y los requisitos son cada vez más exigentes. Por eso las escuderías exigen a sus proveedores una mayor reproducibilidad y exactitud en unos plazos cada vez más ajustados. Dado que Pratt & Miller no podía cumplir los plazos debido a las largas mediciones realizadas con brazos de medición portátiles de diferentes dimensiones y distintas herramientas manuales, en marzo de 2011 decidió adquirir una máquina de medición tipo puente de ZEISS.

Con la nueva máquina de medición miden, por ejemplo, la suspensión de las ruedas para las dos referidas escuderías; y esta medición se realiza en varias ocasiones: durante la supervisión de los primeros ejemplares directamente antes del procesamiento externo, después del tratamiento térmico y, por último, tras el rectificado. De esta forma garantiza la máxima precisión en un rango de pocos micrómetros. La comprobación de la suspensión de una rueda se ha logrado reducir de dos horas a 20 minutos. Ahora, además, las mediciones se realizan con solo un instrumento en lugar de con 20 herramientas. Así es como Pratt & Miller a veces llega a medir más de 100 piezas al día.

19 de agosto de 2014

 

Esta página web utiliza cookies. Las cookies son pequeños archivos de texto que las páginas web almacenan en su ordenador. El uso de cookies es habitual y ayudan a las páginas a optimizar y mejorar su presentación. Mediante el uso de nuestras páginas web usted acepta el uso de cookies. más