Sobre Carl Zeiss Iberia

Carl Zeiss es la compañía líder internacional en el campo de la óptica, tanto para tecnología médica como para investigación, soluciones industriales y óptica de consumo. Carl Zeiss ha contribuido al progreso tecnológico en todo el mundo desde hace más de 160 años, y hoy está presente en 40 países con 40 centros de producción y más de 50 filiales en ventas y service y aproximadamente 20 centros de I+D alrededor del mundo.

La compañía nació en 1846 en la ciudad de Jena (Alemania), aunque no tuvo presencia en España hasta 1892. Actualmente Carl Zeiss en España y Portugal se compone de tres unidades de negocio diferenciadas cubriendo las áreas de Medicina, Metrología Industrial, Microscopía, Planetarios y Lentes Oftálmicas.

  • Responsabilidad

    Como compañía responsable y comprometida con el desarrollo, Carl Zeiss vertebra sus acciones de RSC especialmente en torno al apoyo de la ciencia y de los centros sociales y culturales. También a nivel interno, trabaja en la concienciación de sus equipos en lo referente a la protección del medio ambiente y la adopción de buenos hábitos para la sostenibilidad.

    Protección del medio ambiente a lo largo de la cadena de producción

    Carl Zeiss cumple todos los requisitos medioambientales en toda la cadena de producción: desde el desarrollo y fabricación de productos hasta el embalaje y envío. Tanto los centros de producción en Alemania como las subsidiarias no alemanas; han sido certificados según la norma ISO 14001.

    El compromiso con la lucha contra la ceguera

    Como compañía socialmente responsable, Carl Zeiss apoya iniciativas como "VISIÓN 2020”. Bajo el lema “El derecho a ver”, se trata de una iniciativa global de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Agencia Internacional para la Prevención de la Ceguera (IAPB). Tiene como objetivo combatir la ceguera y en general las enfermedades oculares. Carl Zeiss apoya este programa desde el año 2002.

    Más información (en inglés)

  • Historia

    Los inicios

    El 17 de noviembre de 1846, el mecánico Carl Zeiss abrió un taller y una pequeña tienda en Jena Neugasse N º 7. En sólo unos meses, Zeiss, que no sólo tenía una sólida base teórica y experiencia práctica, también estaba muy familiarizado con los científicos y matemáticos de la Universidad de Jena. Había encontrado clientela para quien reparar instrumentos científicos de acuerdo a las especificaciones del cliente.

    Además, ofrecía anteojos químicos, balanzas, aparatos de dibujo, telescopios, etc. En 1847, su éxito comercial hizo que Zeiss contratase a un asistente y un aprendiz, y alquiló dos salas de trabajo en Wagnergasse No. 34.

    En el verano de 1847, siguiendo el consejo de su maestro, el botánico MattiasJacob Schleiden, dedicó su esmero a la construcción de microscopios simples. En septiembre de 1847, se produjeron los primeros microscopios de baja potencia. A principios de la década de 1850, hubo un aumento en la demanda de instrumentos de observación de los Talleres de ZEISS, que gozaban de una buena reputación debido a su mano de obra meticulosa.

    En la segunda mitad de la década de 1860, Zeiss convence al profesor privado de física en la Universidad de Jena, Ernst Abbe, para crear un fundamento matemático para el diseño de los objetivos del microscopio. A finales de la década de 1860, se centró su atención en el cálculo de los sistemas ópticos. Le llevó cinco años demostrar que el aumento del tamaño de la abertura perfecciona la función del microscopio. El físico vio que la naturaleza ondulatoria de la luz fija límites naturales al reconocimiento de las estructuras finas que son más pequeñas que la mitad de la longitud de onda de la luz. Durante estas pruebas, Abbe encontró la fórmula para la imagen nítida en la zona alrededor del eje óptico. El trabajo teórico extremadamente complejo y experimentos prácticos trajo al Taller Zeiss a los límites de sus capacidades. Los microscopios producidos utilizando la teoría de Abbe pronto disfrutó del reconocimiento del mundo profesional internacional. En 1876, se convirtió en un socio en el Taller de Óptica.

    El creciente mercado de los instrumentos de observación producidos en Jenapor Abbe hace que cada vez más su papel sea el de jefe de la empresa, lo que le hace cambiar radicalmente las condiciones de producción. En las afuera de Jena en la década de 1880, se crea un nuevo local, mucho más amplio perdiendo así la imagen pequeña y acogedora que tenía. A finales de la década de 1880, la fuerza laboral ZEISS totalizaron 360 personas.

    De especial importancia para el taller de óptica fue el vidrio químico OttoSchott. La fábrica de vidrio Schott & Gen. inició sus operaciones en septiembre de 1884. Sin la calidad del vidrio óptico, no hubiera sido posible utilizar plenamente las ventajas de la teoría de Abbe en los instrumentosZEISS.

    (Original de 1996 de una publicación editada por el Centro Regional para la Educación Política, Turingia. Con el permiso de los autores: Wolfgang Mühlfriedel y EdithHellmuth)

    Más información (en inglés)

Esta página web utiliza cookies. Las cookies son pequeños archivos de texto que las páginas web almacenan en su ordenador. El uso de cookies es habitual y ayudan a las páginas a optimizar y mejorar su presentación. Mediante el uso de nuestras páginas web usted acepta el uso de cookies. más